Wednesday, September 28, 2016

Lou Reed - Faraway, so close

López Obrador será un gran presidente de México: Alfonso Romo, empresario


El candidato no es estatista, sino sensible a los problemas
Industrial exitoso, colaborador de gobiernos priístas y panistas y hoy hombre cercano al abanderado de la coalición Movimiento Progresista, Romo expone sus razones para apoyar al político tabasqueño y da a conocer sus opiniones sobre Enrique Peña Nieto y Josefina Vázquez Mota
El país vive una inseguridad brutal, lamenta Alfonso Romo


Foto Sanjuana Martínez





Andrés Manuel López Obrador y Alfonso Romo  Foto Sanjuana Martínez









Sanjuana Martínez
Especial para La Jornada
Periódico La Jornada
Domingo 6 de mayo de 2012, p. 8
Alfonso Romo Garza: Fui irresponsable. Me equivoqué con Andrés Manuel López Obrador. Pensé que era un rijoso de los años 70. Ahora estoy convencido de que será un gran presidente de México.
Apoyó a Felipe Calderón en 2006 y fue parte de la operación empresarial para evitar que López Obrador llegara a la Presidencia, pero Alfonso Romo se dio cuenta de su error: El resultado es que México vive una inseguridad brutal. Las cifras son muy tristes y la realidad un horror. Tenemos libertad para votar, para poner negocios, de expresión, pero no para ir al súper.
Sin rodeos y de forma contundente, el empresario, quien posee una de las fortunas más grandes de México, confía en los resultados del debate electoral y admite que estaba errado.Ahora que lo conozco, me pregunto: ¿cómo no lo conocí antes? Fui muy irresponsable. Definitivamente, me equivoqué. Y rectifiqué. Estoy convencido de que es un hombre maduro, que conoce todos los Méxicos, todos los liderazgos. Es un político sabio, el mejor candidato y será un gran presidente de México.
Está sentado en un sillón de su oficina, en el edificio del grupo financiero Vector, que tiene presencia en 17 países. Frente a él hay una foto de gran tamaño, en blanco y negro, que acaban de regalarle para mostrar el gran parecido que tiene con sus antepasados. Se trata de Francisco I. Madero y de su bisabuelo, Gustavo A. Madero. “Me la mandó un amigo, quien me dijo: ‘Te acabo de ver, estás igualito a tu bisabuelo’”, comenta antes de una sonora carcajada.
La vena revolucionaria y social está claramente definida en la vida de Romo Garza, nacido en el Distrito Federal en 1950. Por eso no le extraña ser parte del proyecto de nación de López Obrador. Mi familia siempre ha sido muy sensible a las causas sociales. Mi mamá fue una mujer muy íntegra y siempre preocupada por los demás. Desde chiquitos nos llevaba a misiones y todos los jueves íbamos a hacer asistencia.
Luego se fue a vivir a Monterrey con su abuela, Carolina Madero, hija de Gustavo A. Madero, quien le enseñó el concepto de lealtad y servir a los demás. Se graduó en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey como ingeniero agrónomo. Pero la doctrina social fuerte le viene de los jesuitas. Estudió en el colegio Patria, donde hizo la primera alianza política para lograr desterrar del poder a la sociedad de alumnos oficial del plantel. Estudiaba la preparatoria y fundó la planilla Revolución. Dos días antes de las elecciones se fusionaron con el grupo Verdad, para que su amigo Carlos Rico ganara.
Si lo pones todo eso junto, cuando te enseñan a respetar la dignidad de la persona, te haces sensible. Siempre he estado preocupado por un país que tenga un desarrollo social sin tantas diferencias. Si estudié agronomía no fue porque me gustara la tecnología, sino porque era la única forma de llevar progreso al campo. A todo lo hecho en mi vida le he tratado de dar sentido social.
Tal vez por eso Andrés Manuel y Alfonso Romo se entendieron desde que se conocieron, el año pasado, gracias a Dante Delgado, presidente de Convergencia, quien los presentó.Estuve platicando con él cinco horas y me encantó. Me gustó mucho cómo vive, su austeridad, su congruencia. Me impresionaron mucho su familia, su esposa. De ahí nació esta relación.
Le dijo que había tres cosas que no le gustaban: su proyecto de nación, su equipo y el plantón sobre Reforma.Me dio muy buenas respuestas. De ahí salí y me dije: voy a hacer un análisis como si fuera a comprar un negocio. Voy a analizar cómo gobernó, con quién, el estado de derecho. El resultado fue contundente: gobernó muy bien, bajó el gasto y el ahorro lo destinó a tejido social. Hoy se vive mejor en el Distrito Federal que en Monterrey. Hizo mucha obra. En fin, así lo conocí y así me fui convenciendo, con hechos.
De los negocios a la política
La Macroplaza está repleta. Hay miles de personas. Los gritos de presidente, presidente, retumban en el palacio de gobierno de Nuevo León. Alfonso Romo está al lado del candidato a la Presidencia por la coalición Movimiento Progresista. Es la primera vez que toma el micrófono en un mitin. Lo hace con vehemencia y pasión: Estoy aquí para testificar. Vengo por convicción personal, porque hoy necesitamos un hombre honesto en la Presidencia. Estoy aquí por su liderazgo, por su carácter. Andrés Manuel no se va a rajar. Él puede ser el puente para que los mexicanos tengan igualdad y seguridad.
Desde su oficina, Romo Garza recuerda con emoción aquel intenso momento, que aprovechó para hablar sobre el campo: Siempre he llamando la atención sobre la riqueza que se podía crear para miles de personas abandonadas en el campo. El campo, en México, es un desastre, una irresponsabilidad. Tenemos un país rico y un campo abandonado. Hoy, estar en el campo es muy buen negocio. Necesitamos alimentar al mundo.
Y sabe de lo que habla. En 1994 fundó Seminis, multinacional de agrobiotecnología que llegó a controlar 30 por ciento del mercado mundial de semillas de vegetales. También creó asociaciones con productores de tabaco en su emblemática Cigarrera La Moderna.En 1991 me pregunté: ¿cómo le podemos dar sentido social a una industria que no tiene aceptación, ni social, ni moral, ni de nada, una industria que es criticable? Fue cuando me uní a pequeños productores para hacer unidades económicamente productivas.
Empezaron con una fórmula de módulos de 60 hectáreas y llegaron a sembrar 18 mil. Quien trabajaba tenía sueldo, y quienes no, venían por sus dividendos después de cada cosecha.Ellos tenían ganancias de .7 salarios mínimos por hectárea al año. Después de año y medio en el módulo llegaron a ganar siete sueldos por hectárea al año y teníamos dos cosechas anuales. El efecto fue demostrar a los campesinos que si aportaban su tierra y nosotros capital para traer la tecnología adecuada podían multiplicar sus ganancias significativamente.
Aclara su presencia en Chiapas:De esas 18 mil hectáreas, 3 mil 500 estaban en Las Margaritas, en 1994. Aparece el movimiento zapatista. ¿Qué pasó? Nunca tocaron ni un metro cuadrado. Nunca invadieron. Cuando hay respeto, todos progresamos.
–Fue muy criticado por introducir transgénicos.
–Lo que es la vida. Me salí del tabaco porque era un producto que socialmente enfrentaba muchos ataques (vendió Cigarrera La Moderna a British American Tobacco por mil 700 millones de dólares). Me fui al mercado de las semillas y coincidió con los ataques contra los transgénicos, totalmente infundados. Pero al final, el miedo es una campaña que da resultados.
Finalmente vendió Seminis por 350 millones de dólares al fondo estadunidense Fox Paine con la multinacional Monsanto: No fueron los ataques a los transgénicos lo que me hizo vender. Fue porque nos indigestamos de haber comprado tantas cosas al mismo tiempo. No tenía productos con transgénicos, porque para los vegetales la tecnología era muy costosa, pero nos arrastró esa imagen en publicidad. Pero en ventas, nunca. El problema fue que al consolidar 17 compañías en todo el mundo, mil investigadores, compramos 600 años de investigación y manejábamos miles de variedades. El poder depurar todo eso para hacerlo limpio y rentable nos costó más tiempo. Al final, lo hicimos muy productivo y se lo vendimos a Monsanto.
Ahora tiene otros negocios en el campo, con más tecnología y más visión de futuro, transformando los suelos. Tiene 2 millones de hectáreas en la península de Yucatán, que ha logrado transformar. Esa zona está sobre agua, tierras calizas y rocosas que, con microorganismos, en seis meses convertimos en suelo fértil. Es el proyecto con más impacto social que he tenido en mi vida profesional. México tiene una superficie de riego de apenas 5 millones de hectáreas. Este proyecto puede llegar a ser el granero de México.
También ha invertido en educación, porque está convencido de que es una de las vías para sacar a México del subdesarrollo. Es dueño de centros educativos para gente de niveles socioeconómicos más bajos, como la Universidad Metropolitana, en Monterrey, y la Universidad de la Concordia, en Aguascalientes, y está empezando otra en León, Guanajuato.Estoy en muchos sectores, pero aquí está mi corazón.
Fundó el Grupo Pulsar en 1991 y consiguió ventas por más de 2 mil millones de dólares, pero los negocios también le han generado conflictos familiares.
Se peleó con su ex socio y suegro, el empresario regiomontano Alejandro Garza Lagüera, con quien vivió un largo e histórico litigio por supuestos malos manejos accionarios.
–¿Ya se reconcilió?
–No.
–¿Tienen relación?
–Esas son cosas personales. Le prometí a mi esposa, después de 2007, no volver a tocar el tema, por respeto a ella.
–¿La vida ha sido justa con usted por aquella acusación?
–La vida, a todos, nos pone en nuestro lugar, para bien o para mal. Y si no ahora, en 20 años, pero siempre llega la verdad. Mi verdad siempre ha estado ahí. Estoy tranquilo en mi casa, con los que me rodean en el trabajo, con 99 por ciento de la gente.
Por la victoria
Alfonso Romo no pierde la sonrisa ni cuando se le hacen preguntas incómodas. Viste camisa beige y pantalón color crudo. Sencillo, afable, optimista empedernido, tiene el cabello cano y bigote abundante. Es delgado y de estatura media. Su cuerpo, claramente, es el de un jinete, entregado a su otra gran pasión, además de la política: los caballos de carreras.
Es propietario del Club Hípico La Silla y promotor del salto ecuestre de alta competición. Actualmente se encuentra en el número uno delranking mundial. “Me encantan los caballos, competir. Es mi pasión. Era un hobbie y lo convertí en algo que se sostuviera. Ahora crío caballos de alta calidad, muy reconocidos, y los exporto como si fueran tomates mejorados. Pero me divierto muchísimo más que con los tomates (risas).
Ha podido compartir con López Obrador sus proyectos. Incluso han estado juntos en la península de Yucatán, donde le mostró sus tierras. Siempre ha intentado participar con gobiernos preocupados por el desarrollo integral del país.
–Usted colaboró con gobiernos priístas, panistas y ahora de izquierda. ¿No teme que cuestionen su ideología?
–He participado en gobiernos priístas y panistas por una razón: quiero a México. Y porque siempre le he ayudado a todo mundo. En México hay que crear riqueza. Cuando se crea, a todo mundo salpica, se distribuye sola. No creo en los partidos, sí en las personas. Hoy, ningún partido tiene ideología extremista. Todos son iguales. Andrés Manuel no es un estatista. Es un hombre sensible a los problemas, a los 58 millones de mexicanos que viven en pobreza extrema. Es el único que se ha detenido en toda su historia por los más necesitados. Es un hombre muy sensible, culto.
–¿Cómo reducir la pobreza?
–Creando riqueza, las condiciones de confianza para que todos nos sintamos cómodos e invirtamos donde queramos. La misión de los empresarios es crear más empresarios; los empleos vienen solos.
–¿Qué siente cuando le dicen que hay 58 millones de pobres?
–Es inmoral tener esos pobres, no lo podemos aceptar. Hago más proyectos en el campo, en educación, para poner el ejemplo con mi granito de arena. Y los hago socios para que tengan doble beneficio.
–Cuando conoció a López Obrador, ¿le dijo algo sobre su presencia en la llamada guerra sucia?
–Yo saqué el tema. Le dije que en 2005 hice un movimiento –Acción Ciudadana– y quisimos armar una bisagra con dos partidos: el Panal y Convergencia, para tener un candidato y asegurarnos de que López Obrador no llegara a la Presidencia. Sí, es cierto.
–¿Participó en la guerra sucia?
–Nunca acepté. Publiqué un desplegado en 2005 diciendo que no era el momento, cuando el desafuero. No lo conocía, pero en las democracias se gana o se pierde, no se descalifica nunca. Nunca estuve de acuerdo.
–¿Quién lo invitó a formar parte de la guerra sucia?
–Todos los panistas, todos los empresarios. Había miedo. Y yo dije que no. Una cosa es contender y otra hacer guerra sucia. Así, no. Me abstuve de eso, aunque siempre me consideraron parte, pero no. Es cierto, no quería que Andrés Manuel llegara al poder, porque tenía una percepción equivocada.
–¿Cree que llegará al poder esta vez?
–La contienda está muy compleja, muy competida. Tengo la seguridad de que vamos avanzando muy bien, creando conciencia, provocando el diálogo, el análisis, que lo conozcan.
–¿Hay un grupo de multimillonarios que están apoyando a Enrique Peña Nieto?
–Está muy dividido. Hay gran confusión. Todo lo que rodea a Peña Nieto no me gusta, ni su pasado ni sus padrinos.
–¿Sería una tragedia que el PRI volviera a Los Pinos?
–No me gustaría. Por eso estoy tan activo.
–Pero ahora vemos a los empresarios panistas reunirse con el candidato del PRI.
–Ellos siempre se han reunido con todos. Los empresarios grandes se sientan con todos. A ellos les pagan por hacer florecer los negocios. Tienen que sentarse con todos, porque ellos, llegue quien llegue, van a seguir aquí. También lo hacen los medianos y chicos. En esta cultura mexicana todos se van acomodando.
–¿Y a Josefina Vázquez Mota la van dejando sola?
–La veo muy... es una muchacha que por algo llegó ahí, pero para ser presidente, con los problemas que tenemos, se necesita una persona con experiencia, y ella no la tiene. Te digo más: ninguna empresa la contrataría para ser manejada por ella”.
–¿Usted también es amoroso?
–Si amoroso es respetar al prójimo, sí. Siempre lo he respetado. Si amoroso es tratar de provocar un desarrollo integral de todas las familias de México, sí.
–¿Cree que López Obrador será el primer presidente progresista?
–Sí, esperemos. Es un hombre muy sincero, habla con el corazón, actúa congruentemente. No es dogmático, no tiene ideología, es práctico. Otra cosa: ya tiene 60 años. Está maduro. A los 60 cambiamos mucho, nos volvemos amorosos.


Wednesday, September 21, 2016

La lucha es por la dignidad





No se trata de reformar la propiedad privada, sino de abolirla; no se trata de paliar los antagonismos de clase, sino de abolir las clases; no se trata de mejorar la sociedad existente; sino de establecer una nueva”
Karl Marx

I. La crisis mundial
El mundo se encuentra al borde del colapso, nos encontramos en medio de una nueva crisis mundial; un escenario en el que las profundas crisis estructurales del capitalismo abren en la historia un tiempo de definiciones.
En medio de un escenario bélico mundial (originado por la disputa entre las grandes potencias hegemónicas por el saqueo de territorios y sus recursos naturales) el planeta se encuentra en un momento crítico que se origina desde la crisis económica mundial del 2008, y que hunde sus raíces en profundas contradicciones que se arrastran desde la caída del dólar en 1966.
La llegada del neoliberalismo trae consigo el agotamiento del discurso capitalista; el acumulado insurreccional de los pueblos y los grandes procesos revolucionarios del siglo XX han puesto en entredicho el papel hegemónico de los estados unidos como centro capitalista, hoy, la crisis del capital cobra un papel desenmascarado, un escenario de guerra abierta en el que la clase trabajadora mundial, y las clases subalternas, cobramos un papel secundario y prescindible para los procesos de acumulación originaria.
Esta disputa y pérdida de legitimidad ética de los Estados Unidos de Norteamérica , propició desde finales del siglo XX un escenario de ascenso de grandes sectores populares y de luchas abiertas en la construcción y disputa por el poder, particularmente en Latinoamérica, el ascenso entrado el siglo XXI de gobiernos progresistas y revolucionarios que cuestionan el modelo neoliberal, y en algunos casos, pugnan por la construcción del socialismo, ha modificado el tablero geopolítico mundial, trazando las coordenadas de una alternativa viable y capaz de frenar la barbarie neoliberal.
Sin embargo, la profundización de la crisis y el reordenamiento del capital ha construido a la par, una política de rearticulación y reacomodo, en el que el ascenso del fascismo y la ultra derecha ha recuperado, por medio de la imposición, el control de algunos puntos estratégicos en Latinoamérica.
El golpe a Dilma en Brasil, la caída del Kichernismo en Argentina, el control del poder legislativo en Venezuela, la negación del referendo a Evo Morales en Bolivia, la primavera simulada en Guatemala y la imposición de gobiernos abiertamente neoliberales en México, Colombia, Perú y El Salvador, todos, financiados y controlados por La Casa Blanca, han situado un panorama histórico parecido al de la Operación Cóndor en los 70’s.
La firma del TPP y el TTIP es el claro ejemplo de cómo los E.U.A. buscan recuperar el control territorial en América Latina, y a final de cuentas, consolidar un bloque económico en la región, aliado con la Unión Europea y algunos países de Oriente, capaz de hacerle frente al notable crecimiento de potencias como Rusia y China.
La crisis económica mundial ha desatado un periodo de inestabilidad política y social, que encuentra un mayor auge en los países económicamente dependientes; basta con observar las recientes movilizaciones en Guatemala en contra de la privatización del agua, los procesos organizativos en Brasil en contra de las privatización de los servicios públicos y la defensa de la tierra, las movilizaciones estudiantiles y magisteriales en Chile, y las recientes movilizaciones, abanderadas por la CNTE en nuestro país, pero que agrupan a múltiples sectores populares en contra de la imposición de la reforma educativa.
Inclusive, algunos proyectos Constituyentes formulados desde los movimientos sociales cobran fuerza como una apuesta política viable para dar salida a la crisis degenerativa que hoy padece el mundo.
Aunado a esto, el decrecimiento del poder adquisitivo de la clase trabajadora, y la imposición de megaproyectos alimentan un clima de desesperación en el que nuestra sobrevivencia necesariamente tiene que plantear una alternativa popular que frene y rompa el proceso de despojo y acumulación que el capitalismo impone.
II. México, al borde del colapso
Las crisis políticas del régimen que se vienen gestando desde 1988, son producto de un acumulado histórico y un asunto pendiente que es epicentro de la lucha de clases en el país, esto es: la disputa por la conducción de la nación.
La historia reciente de nuestro país nos muestra que la victoria de los sectores empresariales que impulsan el modelo de desarrollo neoliberal en el país ha sido una victoria manchada de sangre.
Desde la imposición de Carlos Salinas de Gortari en 1988, la nación mexicana entró abiertamente en una nueva fase de desestabilización y destrucción de los pocos elementos residuales provenientes de la Revolución de 1910.
La instauración de un Derecho neoliberal ha promovido una nueva legalidad encaminada a legitimar el saqueo de nuestras fuerzas productivas en manos de capitales transnacionales, legalidad que se sobrepone a los intereses vitales de las clases populares, se legaliza el despojo, el saqueo de territorios, la precarización de la sobrevivencia, legalidad sin retorno, que se encamina directamente a un estallido monumental.
Bajo este contexto de no retorno y de profundización de la crisis social, política, económica y cultural, la lucha antimperialista y por la liberación nacional entra en una nueva coyuntura en el que la crisis de gobernabilidad y de sostenimiento del modelo económico entran en contradicción y abren la posibilidad de una transformación radical.
Sin embargo, hay también una falta de claridad sobre cuál es la vía que permitirá en verdad el ascenso de un gobierno de las clases populares.
El conflicto radica pues en la formulación de una propuesta que realmente cuestione las bases del modelo de desarrollo neoliberal y ponga al centro del debate un nuevo proyecto de nación que integre los elementos complejos que articulan la forma comunidad de nuestros pueblos (que no sólo son de puro carácter económico/formal, sino de una rica mezcla entre cosmovisión y re entendimiento del ser humano) y posibilite, de una vez por todas, la superación y supresión de las relaciones capitalistas de producción.
El problema entonces se centra en la recuperación de la nación (entendiendo a esta como una fuerza productiva) por parte de las clases populares, no sólo en el aparato de dirección, sino desde el fortalecimiento de un sujeto social capaz de conducir y producir su propia humanidad, es decir tanto los elementos materiales y espirituales que nos constituyen.
Esto, desde la nación mexicana, sólo puede provenir de rebelarse a partir de lo que somos ¿y qué somos? Somos un pueblo negado desde hace más de 500 años, que ha generado un acumulado histórico de necesidad de liberación que viene manifestándose en distintos momentos de nuestra historia, la Revolución de Independencia en 1810, las Guerras de Reforma en 1857 y la Revolución Mexicana de 1910, son claros ejemplos de esto, sin embargo, el aplastamiento y encauzamiento de la voluntad nacional por grupos criollos y burgueses nos muestran que la insurrección popular y la formulación de un nuevo proyecto de nación dirigido por las clases nacionales es aún un asunto pendiente en nuestra historia. Para enfrentar la crisis del estado nación y los problemas del pueblo mexicano se precisa una transformación radical de la política, la economía y la cultura, la construcción de una nueva mayoría que sea capaz de conducir a la nación hacia su liberación total y que parta de grandes procesos de democracia popular.
Provenimos de una serie de procesos de insurrección popular en el que nosotras y nosotros históricamente hemos sido traicionadas y traicionados por grupos criollos y burgueses; hoy es tiempo de replantear la disputa por la nación desde un proyecto integral que nos afirme como sujetos históricos y que detenga los procesos de despojo y sometimiento. Ante esto, la lucha por la nación es también una lucha por nuestra identidad y nuestra historia, por la recuperación de nuestros símbolos y tradiciones que se nos han arrebatado y se nos han falseado.
No es una lucha de partidos políticos, ni de intereses mezquinos de protagonismo o “vanguardismo”, es una lucha que tiene y debe ser abanderada por los grandes sectores oprimidos de nuestra nación, es una lucha de las y los oprimidos contra el capital y que pugna por la construcción del socialismo y la liberación total de la humanidad.
Para ello es necesario volver a las antiguas formas de intercambio económico: TRUEQUE, intercambio especie por especie ¡fuera el dinero!
Siembra de árboles frutales a lo largo y ancho del País.
Purificación de nuestra agua clara ¡sí a la Vida! uso de ecotecnias como baños secos, separación de aguas industriales, domésticas, de agua lluvia y ojos de agua. Protección y cuidado para nuestros hermanos los Ríos, Árboles, Flora y Fauna.
Detención de los proyectos de Muerte del Neoliberalismo Expoliador: ¡¡¡FUera la minería a tajo abierto (lixiviados-cianuro en la tierra), el fracking, las termoeléctricas, hidroeléctricas, transvases, presas, gasoductos, oleoductos, guetos rurales.
ALTO A LOS TRANSGÉNICOS que están produciendo mega laboratorios como Monsanto, Cyngenta, Cybiogem, Novartis,  Bayer, etc. Cuidado con empresas que están vendiendo alimentos y productos venenosos para la especie humana y animal  P& G, Nestlé, Coca-Cola, Chatarras todas, que contienen fenilcetonúricos, fenilaninas, aspartame, números E o colorantes y saborizantes artificales, carbamatos, fluoruros, yodos, vacunas que contienen mercurio, arsénico, etc.


Thursday, September 15, 2016

La Casa de la Neta, viernes en punto de las 19:00 horas

En un aniversario más de la gesta de independencia iniciada el 15 de septiembre de 1810, DE LA Calle, radio para una nueva sociedad lo celebra
con música de todos los rincones de la patria. Mientras afuera, en las calles, en lo cotidiano muchos decimos: Señor Enrique Peña Nieto, presidente de México, ¡ Usted no nos Representa !
La Casa de la Neta, un programa contracultural, con las voces de lo que se dice en las calle, mercados, plazas públicas del país.
En la música: Mariachi Vargas de Tecalitlán, Mercedes Sosa, Victor Heredia, Hermanitas Pulido de Michoacán, Linda Rostandt, Lola Beltrán; Trío Cantar Huasteco, Lila Downs, Eugenia León y máxxx.
En un país donde el vacío de poder es la percepción del pueblo en general, organizándose marchas para exigir la renuncia del señor Enrique Peña Nieto y donde la celebración de la independencia de México ha requerido de acarrear gente de los estados circunvecinos para que " El Grito ", no sea desangelado, siendo esto reportado por los medios de comunicación, con un zócalo blindado por el estado mayor prersidencial. Así, el éxito y el disfrute de la mexicana alegría está asegurado, con músicos alineados en la industria del disco y de televisión que cuenta con las estrellas de una subcultura mediocre y sin ponderar la tradición mexicana de arte y cultura.
Escúchanos en: Radio Imagina en la Ciudad de Saltillo y el mundo a través de: http://radioimagina.wix.com/imaginaradioytv
http://mixlr.com/…/tunein…/radio/radioimaginamexico-s197748/ Imagina Tv Digital:http://www.ustream.tv/…/imaginatv-te-da-la-bienvenida-este-…
www.delacalleradio.org
www.romperelcercoinformativo.blogspot.mx
y en tú Android por Tunein: http://tunein.com/radio/dela-Calle-RADIO-s234073
Producción y conducción: René Zúñiga, conocido en el bajo mundo de los bloggers como: renexio

ASÍ PASA CUANDO SUCEDE

                                              

La iniciativa de las masas es capaz de alcanzar muchos éxitos portentosos. Sin embargo, por ella misma no es capaz de trazar, a través de la lucha, un programa completo y comprensivo para la revolución socialista que abarque todos los problemas sociales.
                                                                                                                                    *  Ernest Mandel

René Zúñiga

A dos años de distancia, un poco menos, donde la elección presidencial de ese año determinará lo que nos espera. En un país sumido en el desempleo, inseguridad, aumentos permanentes; fosas clandestinas, Guardería ABC, Ayotzinapa, y lo importante en este caso: vacío de poder. Los cambios en el gabinete de Enrique Peña Nieto, los yerros constantes del presidente priísta más desprestigiado de los últimos años, con un nivel de aprobación solamente del 23% ( 1 ), nos configura un país en crisis; donde la clase política es omisa, prepotente y poco le importa lo que sucede en el país. Las políticas internas de los partidos que presiden son lo fundamental; creando estructuras de poder internas, donde la franquicia de los partidos y las prerrogativas a recibir son la prioridad.
René Drucker Colín, en un artículo publicado en La Jornada el 2 de Octubre del 2007, reflexiona sobre la clase política mexicana y se pregunta sobre si esta clase tan desprestigiada es versada en las lides políticas, la respuesta contundente es no, dedicados a la politiquería y la  intriga. En el escenario descrito podemos navegar sin agua. El desierto en política está poblado de rostros conocidos, desde las revoluciones de masas que cambiaron la faz de la tierra, vemos que estos periodos son cíclicos y no hay a la vista tierra.
Las elecciones del 2006 y 20012 en México dieron esperanzas, vimos que finalmente esa máxima: “ estamos destinados a la victoria “, no era una utopía, si bien Andrés Manuel López Obrador no era de la simpatía de las izquierdas periféricas y sin presencia organizada, los votos a su favor fueron en cantidades insólitas: catorce millones setecientos cincuenta y seis mil trecientos cincuenta votos ( el 35.33% ) y en el 2012: quince millones, ochocientos noventa y seis mil, novecientos noventa y nueve votos ( el 31.59% ), contra Felipe Calderón y Enrique Peña respectivamente. Ahora en el 2018 no sé qué escenarios puedan presentarse, EPN ha construido condiciones que pudieran ser benéficas para un cambio de fondo, sin embargo, los dueños del dinero, quienes gobiernan verdaderamente, darán toda clase de beneficios a esa oposición de derecha, para tener un “ cambio “, sin que de fondo se mueva nada, situación que fue ya vivida en los periodos de Vicente Fox y Felipe Calderón. Alharaca,  pan y circo; además de una guerra que ha provocado muerte, desplazados y un gobierno a estas alturas sin credibilidad.
Para el 2018 no vemos, a solamente un año de que arranquen los movimientos en el tablero político de sucesión, no vemos, salvo escarceos de suspirantes, quién pueda abanderar un proyecto de nación donde quepamos todos. El PRI, con toda seguridad, no llegará y por el PAN, todavía no podemos ver con claridad si será finalmente Margarita Zavala o el incipiente presidente de ese instituto político el joven manos de tijera: Ricardo Anaya. Quién lleva una ventaja en popularidad, aceptación y presencia en todo el país es Andrés Manuel López Obrador, siendo su conflicto de fondo que MORENA no ha tenido la posibilidad de consolidarse a lo largo y ancho de la república. Uno de sus debilidades es justamente esa: la organización y otra, las constantes declaraciones de su presidente que dice: “ todo priísta arrepentido será bienvenido “ ( ? ), o bien: “ podemos hacer alianzas con el PRD ”, y en días los desmentidos y los desgarres de los ropajes, argumentando pureza ideológica, cuando sabemos que en el fondo es un movimiento ciudadano incipiente y sin base ideológica.
Veremos en los próximos meses el rumbo y el encausamiento de las fuerzas políticas protagónicas, de momento no hay nada escrito, gentes como Ferríz de Con, Margarita Zavala o Ricardo Anaya, no llenan los zapatos de una candidatura consistente y con posibilidades de triunfo, menos aún Jaime Rodríguez Calderón que no ha demostrado que ha podido con el cargo en Nuevo León.

* La Teoría leninista de la organización | Ernest Mandel.


Wednesday, August 31, 2016

Monday, August 29, 2016

Sunday, August 28, 2016

Tuesday, August 09, 2016

Monday, August 08, 2016

“No pensé que el país fuera a empeorar más que en La ley de Herodes”: Damián Alcázar

Las reformas estructurales terminarán sepultando a los mexicanos, afirma el actor


Corresponsal

Cuando se filmó la cinta La ley de Herodes –dirigida por Luis Estrada en 1999– no pensé que la situación del país fuera a empeorar más de lo mostrado en la película, pero tanto el Parti- do Revolucionario Institucional como Acción Nacional resultaron ser un fiasco, advirtió el actor Damián Alcázar.
El multigalardonado artista mexicano ofreció una rueda de prensa en la capital del estado para promocionar la obra de teatro El profesor, que protagoniza junto a los jóvenes Eleane Puell y Mariano Palacios.
Fiel a su estilo, además de hablar de la puesta en escena argentina que presentarán en Mexicali este jueves 30, Alcázar se dio tiempo para tratar temas políticos, sociales, deportivos y hasta del cariño que siente por la región al declarase un ciudadano más de Baja California.
Me siento con una responsabilidad grande porque ahora también soy tijuanense, soy bajacaliforniano, sostuvo en referencia al reconocimiento que recibió del gobierno municipal de Tijuana.
Expresó que desde el rodaje de la película Bajo California: el límite del tiempo, dirigida por Carlos Bolado en 1998, le nació un aprecio especial por esta entidad.
“Tengo un arraigo realmente por la zona de la sierra, en donde me siento extraordinario y cambiante cada 10 kilómetros, por eso tengo pensado venir a recorrer nuevamente toda Baja California; desgraciadamente a los del centro (del país) les queda muy lejos, hasta en la cabeza les queda lejos…. sería buenísimo conocerla antes de que los gringos acaben comprando todas las playas”, agregó.
Por otro lado, criticó a la clase política sin hacer distinción de partido, ya que aseveró que los gobernantes tienen hundido al país y las reformas estructurales impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto terminarán sepultando a los mexicanos. Para qué carajos invirtió en reformas, mira nada más cómo está el peso (moneda) y cómo está el Ejército: matando civiles como pisando margaritas.
Pan y circo
Los políticos, puntualizó, no tienen la menor idea de levantar el país, al contrario, buscan cobrar más impuestos para irse a Francia e Inglaterra con un despilfarro de primer mundo sabiendo que nosotros tenemos que sacar de nuestro bolsillo para que estos cabrones la pasen bien.
El primer actor también opinó sobre los problemas actuales de la selección mexicana de futbol al manifestar que se trata de pan y circo en donde los directivos son los que hacen el negocio, mientras la población en general, agregó, festeja el triunfo de una copa que se ganó de forma tramposa.
Declaró que todos los problemas que tiene el futbol mexicano, especialmente el seleccionado nacional, son reflejo de la forma en que se encuentra el país.
Sobre su gusto por el séptimo arte y la escena teatral, Damián Alcázar dijo que son dos sensaciones diferentes las que percibe cuando está en filmación y en el escenario. A mí el cine me apasiona, pero en el teatro tengo posibilidades de estar frente al público en vivo y eso nutre muchísimo, porque hay una energía que se desprende del público y que te llega al escenario, y que te exige estar vivo, convincente, divertido, profundo, inteligente, y todas las cosas a la que un actor puede aspirar.

Thursday, August 04, 2016

Renta ciudadana: una salida viable a la crisis mundial



Leonardo Boff


La crisis económico-financiera de 2007-2008 estremeció los fundamentos de la economía capitalista (esta es su modo de producción) y el neoliberalismo (este es su expresión política). La tesis básica era dar primacía al mercado, a la libre iniciativa, a la acumulación privada, a la lógica de la competición en detrimento de la lógica de la cooperación y a un Estado mínimo. El lema en Wall Street de Nueva York era: greed is good, la codicia es buena. Quien mira desde una perspectiva mínimamente ética ya podía saber que un sistema montado sobre un vicio (codicia) y no sobre una virtud (bien común), jamás podría resultar bien. Un día se derrumbaría.


El derrumbe empezó con la quiebra de uno de los mayores bancos norteamericanos, el Lehman Brothers, llevando todo el sistema bancario y financiero a una inconmensurable crisis. En pocos días se pulverizan billones de dólares. Parecía el fin de este tipo de mundo. Ojalá lo fuera.

Curiosamente, los que despreciaban el Estado, reduciéndolo al mínimo, tuvieron que recurrir a él, de rodillas y con las manos juntas. Los bancos centrales de los Estados tuvieron que habilitar billones de dólares para salvar las instituciones financieras quebradas. La máquina de hacer dinero giraba a máxima velocidad, día y noche.

A consecuencia de la crisis, todavía no superada hasta hoy, también entre nosotros, fueron a la quiebra miles de empresas e incluso países como Grecia, con un altísimo nivel de desempleo. Se destruyeron fortunas pero sobre todo se creó un mar de sufrimiento humano, de suicidio y hambre en el mundo entero. Datos recientes refieren que en Estados Unidos una de cada siete personas pasa hambre. Imaginemos el resto del mundo.

Radiohead - Creep (ukulele cover)