Monday, March 31, 2008

La raza del CEP-Parras, A.C.



Nota: Debido a que algunos queridos compañeros participan en el CEP-Parras, me di a la tarea de buscar materiales y publicaciones, sin embargo encontré poco material, así, publico los materieles que encontré del trabajo de estos compañeros que es muy valioso, pero sobre todo la congruencia y la terquedad por construir un mundo nuevo.
Un abrazo fraternal para todos ellos.


Sisitematización, Identidad y Creatividad

La sistematización y los paradigmas emancipatorios



Conclusiones

• En el desarrollo de la Labor aparecieron puntos paradigmáticos iluminadores y factorios para los procesos.
• Aparecieron constantemente elementos de autocrítica sobre todo en cuanto a ser sujetos.
• Llamó la atención lo intergeneracional con señales claras de posibilidades de expresión.
• En el contexto hay debate paradigmáctico, se reafirma la necesidad de iluminación.
• La Labor aporta elementos de reconstrucción paradigmática.


1. Vivencia.- conocimiento, alegrías, expresión, cheves, generamos vínculos.
2. Información.- Algunos datos, reflexiones provocativas.
3. Reflexión.- Una tarea importante
4. Motivación.- Para seguir analizando
5. Humildad, pequeñez.- Sabiendo que sólo veo parte de la realidad.
6. Comunicación.- Especialmente con quien no es como yo…
7. Lo problemas desde un paradigma sólo pueden resolverse desde otro nuevo digma. Nuestro sistema es suicida: no da vida a todos… tenemos necesidad de cambio; esto es un compromiso.
8. Los paradigmas sin resultado de experiencias y procesos muy complejos. No pueden desaparecer o resolverse tan fácilmente.
9. La comunicación entre los humanos implica un compromiso con la sociedad en beneficio de la sociedad, no de nosotros mismos.
10. Dificultad de aceptar las diferencias de otros. La verdad la tengo yo y este bloque establece la fraternidad y el amor. Los malos son diferentes a nosotros (maniqueísmo) y establecen por ello vínculos con los semejantes. Si hacemos conciencia de esto y buscamos las bases es la única forma de construir una nueva sociedad y de brincar la brecha generacional.
11. Para reconocernos a nosotros, tenemos que conocer al otro. Esto es la práctica. El cambio no es el resultado sino un proceso y este empieza al hacer conciencia y es obra de la diversidad del colectivo.
12. La reflexión –acto de introspección- es la principal motivación que encuentro en esta jornada. Reconociendo a la sociedad como un conjunto en constante movimiento, me queda más claro que nada es para siempre. Sólo en el caso de una nueva empresa regiomontana que su sistema instrumental empleó desde “siempre” la tecnología de un rato y se quedo “para siempre”. Hoy esta empresa fue vendida a una sola persona extranjera que ha empezado por instrumentar una reestructuración total.

+ La sistematización es para aprender.
+ Aprender para hacer consciente el paradigma.
+ Hacer consciente el paradigma para hacer la realidad.
+ Transformar la realidad requiere comunicación.


Estoy feliz, aprendí mucho, estoy muy agradecida, es un servicio sentirse como el CEP de Parras y ser auténticamente sin máscaras, reflexioné sobre el problema de la comunicación y me pregunte si estaba vigente mi elección sobre mi opción de vida. Reviví la parte humana de los proyectos y no diría muchas cosas en mi organización empresarial y su organización social sin tener miedo a la comunicación con todos y asumiendo la responsabilidad.
En cuanto la posibilidad de dialogar con las personas de quienes depende la organización – son organizaciones piramidales y es un gran reto…
Se parte de la maquinaria y elegí lo que necesito hacer, pero ser yo y no dejarme llevar por dinámicas institucionales. Reflexión. Motivado pero en la cotidianidad darme tiempo de introspección ¿Qué hice? ¿Qué estoy haciendo? Reconociendo a la sociedad en proceso nada es para siempre.

Aqui es dónde nace el CEP





Parras, Coahuila, México se encuentra en el centro del Desierto Cihuahuense, a 158 km de la de Cd. Saltillo, capital de Estado de Coahuila. Parras es un oasis, con un microclima que permite el cultivo de múltiples frutales y hortalizas, destaca en la producción de uva y vino, así como la producción de nueces de alta calidad. Fue la primera ciudad del Norte de México que fue nombrada; Pueblo Mágico.
Publicado por CEP-parras, a.c. en 05:49 PM 0 comentarios
CEP-parras, a.c.
En noviembre de 1982, en Parras Coahuila, se inicia una experiencia de educación de adultos en el medio rural y urbano de este municipio ubicado al sureste del Estado de Coahuila y en el denominado Desierto Chihuahuense. Desde entonces el grupo que inició esa experiencia, consideraba que la educación es fundamental en la transformación de la realidad y tambièn, la educación es esencial en la preparación de las personas para que por ellas mismas resulevan sus problemas y satisfagan sus necesidades. En junio de 1993, este grupo de personas se constituyó como asociación civil sin fines de lucro y su denominación oficial es Centro de Educación en Apoyo a la Producción y al Medio Ambiente, A. C. su acrónimo es CEP-parras, a.c., porque su primer nombre fue Consejo de Educación Popluar de Parras y sus siglas eran CEP parras. El CEP tiene l@s siguientes mienbr@s actualmente:

1.- José Luis Alvarez Serna
2.- Rosario Segovia Lizcano
3.- Guadalupe Macias Pérez
4.- Fátima Soto Hernández
5.- Juan Gamboa Maldonado
6.- Angélica Rodríguez Lizcano
7.- Juan Francisco Rodrígez Aldape
8.- Nestora Macias Pérez
9.- Jorge González Vargas
10.- Marisa Medellín
11.- Alejandro Segovia Lizcano
12.- Hilda M. González Lizcano
13.- Guilermo Silva Corcuera +
14.- Ángeles Jacobo
15.- Edurado Hernández
16.- Birmania Muñoz Castro
17.- Jesus G. Hurtado Mezquitic
18.- Luis Macias Pérez

Haciendo Camino por www.somosunoradio.org

Como todos los lunes de 21:30 a 22:30 Haciendo Camino, programa conducido por Alma Ramírez y Martha Fabela en donde la poesía, la trova y el canto nuevo toman carta de naturalización.



En el inicio de semana comentando lo último en temas sociales de México y el mundo y en la música: Jaramar, Alberto Cortéz, Pedro Guerra y Lila Downs.

De intelectuales, críticos y mafiosos



Andreas Kurz

Ilustración de Huidobro

Hace no mucho tiempo participé en un congreso dedicado a las obras de Friedrich Nietzsche y Sigmund Freud. Admito que sólo escuché pocas ponencias, dado que la ubicación de la ciudad sede a orillas del mar ofuscaba el atractivo de las lecciones eruditas. Aun así regresé a casa con una enseñanza valiosísima en mis maletas acerca del estado actual de la crítica literaria en México y, muy probablemente, en general.

Los críticos (académicos) que se ocupan de Nietzsche siguieron dos métodos opuestos: 1. Parafrasear correcta y sobriamente los textos y tesis principales del gran sifilítico, y aderezar los resúmenes así adquiridos con una que otra cita textual provocadora. 2. Convertirse en supernietzsches, que no en superhombres, es decir, superar las metáforas oscuras, vagas y líricas, en ocasiones dulzonas, belicosas y prejuiciadas del gran filólogo anárquico, con figuras retóricas tenebrosas, desequilibradas y melifluas, en ocasiones empalagosas, terroristas y maniqueas.

Los escasos freudianos procedieron de manera similar: variaron levemente los párrafos del psicólogo vienés o –y admito que en esta categoría debo ubicarme a mí mismo– borraron los límites entre vigilia y sueño mucho más tajantemente que el padre del complejo de Edipo.

En el vuelo de regreso a Ciudad de México leí varias reseñas literarias –y la analogía entre la crítica de libros y las brumas académicas freudianas y nietzscheanas se me presentó de repente. La crítica literaria, la de las revistas y suplementos culturales –la académica es otra cosa, ya que ni evalúa, ni recomienda–, procede por lo general de dos maneras diferentes: 1. Resume el contenido del libro y espera que el lector potencial se quede “picado”. Eventualmente agrega un placet o un non placet, sin perder demasiado tiempo con la justificación del gusta o no gusta. 2. El reseñista se reseña a sí mismo, es decir, aprovecha la reciente publicación de una novela, un poemario, un ensayo, etcétera, para reflexionar sobre su excelsa persona y, de paso, demostrar al lector de la reseña que aún le falta mucho para ser tan astuto, sabio y erudito como el crítico, quien suele “releer” las obras y, propiamente dicho, ya lo conoce todo. Así que, si el lector potencial pretende ponerse a la altura del crítico, que empiece con el libro escogido por el criterio infalible del lector maestro. Este tipo de reseñista no suele hablar de libros malos, no le gusta escribir textos que destrozan textos. Todos sus amigos y conocidos producen buena calidad. Un subproducto de esta especie se da, de manera biológica, cuando el crítico envejece. Se convierte en Papa y canoniza. Harold Bloom para la literatura anglosajona y Marcel Reich Ranicki para la germana, siguen ejerciendo su pontificado que, en el caso del polaco-alemán, rebasa el de Juan Pablo ii . Ignoro cómo se llaman los Papas español y francés, los subpapas argentino y mexicano. Ha de haber.

Entiendo la crítica literaria cotidiana como un intermediario entre libro y lector. Una tarea de utilidad y responsabilidad, sobre todo en países con mucha producción literaria, pero pocos lectores y menos difusión. La crítica literaria sirve al libro. Nada más y nada menos. Como buena sirvienta es, en ocasiones, más lista que el amo: lo corrige, lo manipula sutilmente. Como sirvienta rebelde da, de vez en cuando, una patada al amo y le grita que se calle. Si el amo es tolerante, liberal y mínimamente modesto, entonces disfrutará de la plática con su sirvienta, la que le jurará fidelidad incondicional, aunque a veces se permita ciertas irreverencias. Los críticos descritos en el párrafo anterior son pésimos sirvientes: insípidos y bastante inútiles unos, altaneros e indignos del amo libro, del amo palabra escrita, los otros. Más allá del bien y del mal, la subespecie: el canon de los críticos que dicta un canon de autores que adora al canon de los críticos porque quiere permanecer en el canon de autores, en la vecindad de los clásicos, los que no se quejan de nada porque están bien muertos.

Obviamente mi ideal de la crítica literaria y mi percepción del estado de la crítica literaria actual divergen. Divergen mucho, forman un contraste. Es decir, según mi percepción, la crítica literaria actual está en crisis. La crítica, la verdadera, prácticamente dejó de existir. Muy pocos la ejercen aún. Hay escasos alumnos de los grandes maestros: los antiguos como Sainte-Beuve o “Clarín” o, ¿por qué no?, Menéndez y Pelayo; los modernos como Barthes o Américo Castro, o Alfonso Reyes o Juan García Ponce, cuando fungen como críticos de uso, no académicos, como tales son otra cosa, creo que ya lo dije.

La crisis de la crítica literaria cotidiana me importa, por otro lado, un comino. Seguro que crisis hay. No puede ser de otra manera. Siempre hay crisis. Desde que tengo memoria hay crisis: política, económica, espiritual, cultural. Claro que también la crítica está en crisis. Sólo es justo.

Esta obvia crisis de la crítica literaria revela una crisis –y ésta sí me importa– del pensar. Es un caso excelente para ilustrar el lamentable renacimiento del Korpsgeist en el medio intelectual. Ponerse la camisa de una ideología, un partido, un líder, una revista, un filósofo, un prejuicio. No quitarse la camisa nunca, ni siquiera cuando ya apesta, no lavarla, no renovarla, no enmendarla y, pese a su lamentable apariencia, pensar que es la más bonita y moderna. Esto podría ser la paráfrasis de Korpsgeist en español.

No sorprende que la palabra intelectual haya adquirido connotaciones negativas que no excluyen un desprecio vergonzoso: perezoso, inútil, sanguijuela, oportunista, engreído, pretencioso, elitista. La lista es larga y, curiosamente, incluye la mayoría de los epítetos que tradicionalmente se relacionaban con el poeta o el artista puro. Se olvida que el concepto intelectual se generó precisamente para hacer frente a la supuesta inutilidad social del arte, de la escritura, del pensamiento en su forma más noble.

Cuando Émile Zola alcanza los límites de la escritura naturalista –concluye su gran ciclo en 1893–; después de su intento frustrado de entender, en sus Tres ciudades, la religiosidad de una época irreligiosa, cree que la escritura no sólo puede analizar la realidad, sino también debería formarla y penetrarla. Zola defiende a Alfred Dreyfus sin conocer al oficial del ejército francés y chivo expiatorio en un escándalo de espionaje peligrosamente parecido a una opereta straussiana. Dreyfus convierte al escritor en intelectual. Zola, Mirbeau y Anatole France, entre otros, se dan cuenta de que el pensador cumple con una función pública de suma importancia: no es manipulable, la verdad le importa más que los intereses particulares y egoístas, más inclusive que los valores patrióticos y la imagen de Francia. La prensa nombra al grupo alrededor del autor de Yo acuso como intelectual, probablemente sin saber que con ello genera un mito: el de los pensadores y artistas responsables, verdaderos barómetros sociales, intachables sus actitudes éticas, aunque sean escandalosas y nihilistas sus producciones artísticas. Hoy sabemos que Dreyfus no salió libre –hace 102 años– gracias a la intervención de Zola, sino debido al miedo del gobierno francés ante un posible boicot inglés y estadunidense de la Exposición Mundial. Aun así, el mito del intelectual clarividente y defensor de la verdad perdurará y tendrá, en Francia, representantes como Sartre, Foucault y Baudrillard, cuyas obras pueden ser desconcertantes y frustrantes, cuyo engagement , sin embargo, a pesar de celos y envidias humanos demasiado humanos, suele ser ejemplar. Hasta los que llegaron a negar la existencia de verdad y realidad no renunciarían a esta apertura del intelectual hacia el mundo concreto. No olvidemos que inclusive el muy onírico Breton decía de sí mismo que su lugar preferido era la calle.

¿Cuándo el intelectual se convierte en sanguijuela social? No dudo en responder, aunque sé que el término tiene connotaciones muy específicas en la cultura mexicana: cuando se vuelve mafioso, cuando forma grupitos, que ya no son grupos que se desprecian mutuamente por razones puramente artísticas, sino que protegen celosamente sus privilegios culturales y económicos. El pensamiento, entonces, sirve a una institución, a una persona, probablemente muy loables ambas, mas el pensamiento deja de ser pensamiento cuando empieza a servir. Los intelectuales franceses se enfrentaron a este dilema cuando tenían que decidirse entre partido sí o partido no, los intelectuales actuales cuando se trata de la pregunta: ¿mafia sí o mafia no?

La crítica literaria tiene escasa importancia dentro de este escenario, “sólo” es sintomática. Los críticos que se explayan sobre un poemario en frases brumosas y místicas que sólo ellos entienden, no son intelectuales; los que resumen el contenido de una novela, de un cuento, parecen creer que con ello brindan un servicio a un público incapaz de leer; los que admiran en cada reseña su propia erudición juegan un papel elitista; de los Papas no hablaré, viven en otro mundo. Las actitudes mencionadas son asociales y antidemocráticas, por ende antiintelectuales en el sentido dreyfusiano. El mejor arte y la mejor literatura son asociales. No cabe duda, y qué bueno que así sea. Las mejores obras son herméticas, especulan deliberadamente con la ignorancia del público. La obra se encierra en sí misma, mas no se cierra hacia el mundo; está en el mundo, pese a su hermetismo. La crítica literaria, que pretende ser un campo intelectual, ignora olímpicamente el mundo cuando fabula acerca de su propia crisis, porque no se da cuenta de que es el subproducto de un producto expuesto a los ojos de todos, es decir, ella misma, debería dirigirse a todos, en lugar de practicar el autoerotismo público.

Rafael Lemus, joven crítico al que aprecio porque se opone a las mafias viejas y jóvenes, se equivoca, sin embargo, cuando pretende elevar la crítica al rango de obra de arte por excelencia. Baudelaire es el modelo. El autor de Las flores del mal, las que, hace siglo y medio, preinauguraron la modernidad, exige, en El pintor de la vida moderna, que el crítico debe ser artista, que la reseña de un libro o un cuadro, una obra de arte original. No obstante, Baudelaire siempre tiene en mente el veredicto de su contemporáneo y amigo Gustave Flaubert: el autor debe desaparecer en su obra, debe ser como Dios que está en todos lados, pero siempre invisible. Baudelaire y Flaubert se hubieran reído a gusto sobre las exigencias hímnicas de Lemus. En “Por una crítica en crisis”, artículo aparecido en el primer número de Cuaderno Salmón, se lee, entre varios pasajes verdaderamente grandilocuentes, lo siguiente: “El crítico habita un libro y se bate con el lenguaje para narrar su estancia. Al escribir se desnuda: su escritura lo revela. Apenas vierte sus juicios a un idioma y ya sabemos demasiado de él. Nada más expresivo, menos pasivo, que la prosa. Basta revisar la sintaxis de un crítico para conocer qué literatura desea. En su ritmo descansa su postura ante la literatura. Sus ideas y juicios son secundarios: se desprenden, como todo, de una escritura. Un crítico vale lo que su prosa.” No me gusta la idea del crítico desnudo, me sobran los poetas y novelistas desnudos, cuyos egos se transparentan en sus libros. No me interesa qué literatura desea el crítico, prefiero las sorpresas, abrirme a la literatura que es un abrirme al mundo, a la calle. No quiero saber nada de la personalidad del crítico, ni de su ritmo, ni de su estilo. Éstos sólo tienen validez dentro de su mundillo herméticamente cerrado que, desgraciadamente, no se ofrece al mundo porque éste no le concierne.

Cuando empieza el metadiscurso en una disciplina, empieza la crisis. El metadiscurso puede ser muy rico y productivo cuando pretende superarse a sí mismo. Cuando sólo se contempla a sí mismo es estéril y aburrido. La crítica, que Lemus exige, sólo se contempla a sí misma. Los intelectuales de hoy, los visibles, están muy contentos en medio de esta autocontemplación. Suelen vivir bien, tienen reconocimiento, espacio y medios para producir. Desgraciadamente, no son intelectuales porque no distinguen entre campo social y campo artístico. Éstos se confunden y amalgaman. La crisis, la que sea, se vuelve deseable y bonita. ¡Qué salto cuántico etimológico admirable!

Lemus empieza una de sus reseñas, la que, como tal, es excelente, porque reta a un miembro de una mafia joven, el que probablemente ni siquiera sabe que pertenece a una mafia, con una afirmación reveladora: “El reseñista se presenta. El reseñista no es Roland Barthes.” ¡Correcto! Quizás Barthes sólo leía “a medias ciertos libros”, pero Barthes era un verdadero intelectual, propagaba el fenómeno literario en medio del campo social, inclusive con la ayuda de los libros que aborrecía. Barthes detectaba muchas crisis en su entorno, pero no se sentía nada bien entre ellas. Barthes pensaba y escribía contra la crisis, no en su apoyo. Barthes no pertenecía a ninguna mafia, ni quería pertenecer a ella.

La crítica literaria haría bien en no excitarse con la propia crisis, en tomarse un poco menos en serio; haría bien en recordar a los escritores que están a punto de olvidar que también son intelectuales.

Enseñanzas de un congreso sobre Nietzsche y Freud a orillas del mar, quizás producto de una insolación.

Saturday, March 29, 2008

La derecha desembarca en Rosario

Por Miguel Bonasso

La ultraderecha liberal de Estados Unidos, Europa y América Latina, prepara un megaevento en Rosario, que presidirá Mario Vargas Llosa y culminará con sendos discursos de dos socios políticos: el ex presidente español José María Aznar y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri. El cónclave, encubierto como un seminario de perfil pseudoacadémico, encubre dos propósitos políticos muy concretos: la convocatoria a una reorganizació n continental de las fuerzas neoliberales y la correspondiente descalificació n de lo que ellos llaman el "populismo", dentro del cual ubican al proyecto del matrimonio Kirchner.

No son meras suposiciones: uno de los financistas principales del seminario es FAES (Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales), que está orgánicamente ligada al PP y presidida por el propio Aznar. Esta fundación apoya institucionalmente al PRO (Propuesta Republicana, coalición electoral de derecha, not. del Editor) de Macri y trabaja activamente para que el proyecto kirchnerista sea abatido en las elecciones del 2011. La inquina del PP contra Cristina Fernández de Kirchner es directamente proporcional a las muestras de apoyo y simpatía que la Presidenta le ha brindado al archiodiado Hugo Chávez Frías.

El encuentro se llevará a cabo entre los días 26 y 28 de marzo en Rosario: una ciudad gobernada por los socialistas en una provincia gobernada por los socialistas. Incluye megaterios de cierto porte como el ex subsecretario de Asuntos Hemisféricos de Estados Unidos Roger Noriega, los ex presidentes Aznar (España), Vicente Fox (México), Julio María Sanguinetti y Luis Alberto Lacalle (Uruguay), Jorge Quiroga (Bolivia), Osvaldo Hurtado (Ecuador) y Francisco Flores (El Salvador).

La munificente convocatoria –sólo en pasajes la cifra debe ser alucinante–, incluye fósiles del anticastrismo profesional como el cubano Carlos Alberto Montaner y el cubano-argentino Armando Ribas, en alegre mezcolanza con destacados conversos procedentes de la ultraizquierda latinoamericana, como el ex canciller de Fox, Jorge Castañeda, o ex ministros de Augusto Pinochet como Hernán Büchi.

Estados Unidos apuesta fuerte a la reunión de Rosario: participan y organizan varios think tanks conservadores como la Heritage Foundation, la Atlas Economic Research Foundation o el Cato Institute.

También pondrá sus fichas Alemania, con la fundación neoliberal Friedrich-Naumann- Stiftung, representada en la ocasión por el diputado federal Wolfgang Gerhardt y el directivo de la Naumann, Harald Klein.

La derecha boliviana enviará a dos prominentes enemigos de Evo Morales: el presidente del senado Oscar Ortiz y el Prefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa. Para que Hugo Chávez no se sienta ignorado, los organizadores convocaron a dos conspiradores en activo: el dirigente estudiantil Yon Goicoechea y Marcel Granier, presidente de RCTV, la empresa televisiva que promovió el golpe de estado de abril del 2002 y cuya concesión recientemente vencida y no renovada originó una intensa campaña mundial sobre "atropellos a la libertad de expresión" en Venezuela.

La delegación argentina es un lujo. Está integrada –entre muchos otros– por Ricardo López Murphy, cuya gestión de quince días en el ministerio de Economía, durante el malogrado gobierno de Fernando de la Rúa, es recordada con emoción por universitarios, docentes y empleados estatales; el apologista de la dictadura militar Claudio Escribano (editorialista del diario La Nación); el empresario mediático, diputado y frustrado candidato tanto a gobernador bonaerense como a dirigente del PJ, Francisco de Narváez; el economista de la escuela ultraliberal austríaca Alberto Benegas Lynch (hijo) y, como ya se dijo, el empresario que nació exitoso: Mauricio Macri.

"El pabellón cubre la mercancía", solía ironizar Juan Perón, y el pabellón que cubre esta mercancía es la Fundación Internacional para la Libertad, que comanda el talentoso novelista Mario Vargas Llosa, frustrado candidato a la presidencia del Perú en 1990 y activo propagandista en los sesenta y comienzos de los setenta de las ideas progresistas, que luego pasó a combatir con tenacidad de converso. La institución que preside está íntimamente ligada a FAES y por lo tanto al PP español. El "capítulo argentino" de la Fundación Libertad, que tiene sede en Rosario y por lo tanto actuará como organización anfitriona, está presidido por Gerardo Bongiovanni, un curioso self made man que comenzó regenteando un bar rosarino y pasó a convertirse en un exitoso empresario y propagandista mediático del establishment local y nacional. Su Fundación está ligada –a través de la "Red Libertad"- a los principales "tanques de pensamiento" de la derecha como IDEA, FIEL, CEMA y el Grupo Sophia, entre muchos otros más del país y del exterior.

Su pasión por la libertad parece concentrarse en la libertad de mercado, más que en las libertades civiles. De lo contrario no se explicarían sus vínculos con el "ingeniero" Blumberg, el ex secretario de Hacienda de Leopoldo Fortunato Galtieri, Manuel Solanet o el ya citado ministro de Pinochet, Hernán Büchi.

Ya desde los tiempos de Lino Gutiérrez, la Fundación "Libertad" mantiene una estrecha vinculación con la embajada de Estados Unidos. Como lo reconoció el actual embajador Earl Anthony Wayne en un almuerzo realizado en noviembre de 2006: "nuestra embajada ha tenido una relación duradera con la Fundación Libertad y la Red Libertad", por ser firmes defensoras "de los principios del libre mercado" y contribuir a sostener y fortalecer "la democracia en la Argentina y su papel como ancla en la democracia de la región".

El seminario de Rosario se titula "Los desafíos de América Latina" y lleva como subtítulo: "Entre las falencias institucionales y las oportunidades de desarrollo". Es poco probable que en los múltiples paneles previstos se analice por qué las recetas que proponen hicieron estallar a la Argentina en diciembre del 2001, y menos aún cuáles habrán sido las "falencias institucionales" de tantos políticos entregados en los 90 al proyecto neoliberal, que llevaron a los ciudadanos de muchas naciones latinoamericanas a votar por modelos alternativos. O "populistas" como dice la Fundación. Pero el hecho cierto de que todos los seminaristas citados hayan fracasado –incluyendo a los conservadores norteamericanos– no debe llevarnos a subestimar la magnitud de su voluntad hegemónica y la ingente cantidad de recursos que pueden poner en juego para reinstalar su proyecto en términos político-electorales . La de Rosario no es, ciertamente, una movida menor.

Friday, March 28, 2008

Ojos Negros, el cine como disciplina estética



Ojos negros, de Nikita Mikhalkov
Etiquetas: 1987, comodidad, destellos, fantasía, Italia, luminosidad, Marcello Mastroianni, Nikita Mikhalkov, Oci ciornie, Ojos negros, oscuridad, pasión, placer




Nombre original: Oci ciornie
Director: Nikita Mikhalkov
Origen: Italia
Año: 1987

Un distendido tratado sobre la comodidad, la pasión, y la fantasía. Un esbozo de cómo estos conceptos se influyen entre sí, y como funcionan en la sociedad. Una agradable historia como vehículo para expresarlo.

Un hombre visionario y emprendedor es adormecido por la comodidad inesperada, una pasión fresca y juvenil es marchitada por la fría economía, y la fantasía libera a este hombre de una vida opaca y sin sentido. La felicidad perdida y recuperada, aunque perdida en la realidad, y recuperada en la fantasía, es el drama de esta obra.

Luego la fantasía propone el camino inverso, despierta la pasión, recupera el bienestar, y desprecia la comodidad, pero la existencia de un camino de regreso es solo una ilusión, la historia frena, la sociedad obstaculiza, y los apegos matan.

Visualmente la película es deliciosa, casi al nivel artístico de Visconti, y agregándole la calidez y cercanía de Scola. La narrativa, salpicada con destellos de humor eficaces y bien integrados al conjunto, es desarrollada como si el personaje contase su pasado, o un una historia de su invención, a un casual extraño, fortaleciendo aún más, la cercanía del espectador a los personajes de la obra.

Dentro de la película, probablemente la escena más recordada, sea en la que el personaje recupera de la piscina de barro el sombrero de su amante. De todas formas, quiero destacar una escena previa, en la que se fusiona un elegante baile con un retozar de personas en la ya mencionada piscina de barro. Esta escena genera un interesante contraste entre finas telas y barro, luminosidad y oscuridad, sofisticación y naturalidad, pero uniendo estos opuestos mundos con el goce de quienes viven en ellos, colocando el placer en las acciones y apartándolo del entorno.

La obra incorpora algunos símbolos, los destellos insertados como signos de puntuación en varios pasajes, y el vuelo de sombreros que es una imagen recurrente durante el transcurso de la misma, pero su significado no fue del todo claro.

En conclusión, una película calma, disfrutable. Un descanso libre y sereno. Un espectáculo bello y natural, como el sol cayendo en verano.

¡ ¡ Culeros ! !



Emos, cuerpos y símbolos

Gabriela Rodríguez


¿Qué está atrás del enfrentamiento entre jóvenes emos y anti emos de la Plaza de Armas de Querétaro? ¿Qué factores podemos identificar en estas disputas entre cuerpos y símbolos? ¿Por qué se recurre a la fuerza bruta contra quienes muestran signos diferentes de identidad?

Alcanzo a plantear aquí algunas hipótesis espontáneas ante un tema muy complejo que tendría que abordarse con urgencia. Me parece que se combinan factores económicos e ideológicos, que se trata de reacciones a la exclusión, a la falta de alternativas y a la desigualdad social entre las y los jóvenes de hoy. Es una lucha de clases del grupo de edad de mayor densidad demográfica: una oposición de masas donde de un lado están las elites, las niñas y niños bien, y del otro los excluidos; de un lado los racistas y moralistas, y del otro los rebeldes.

En este país la agudización de la pobreza ha llevado a que la mitad de los y las jóvenes que ya no pueden seguir estudiando después de los 16 años, que más de la mitad tenga que insertarse al mercado laboral antes de llegar a los 20 (en empleos precarios de baja calificación) y que 5 millones de ellos trabajen como inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

La falta de respuesta del Estado a las necesidades juveniles convierte la heterodoxia y la actitud antinstitucional en signos de realismo. Hoy la música y las expresiones estéticas ya no son solamente generadoras de identidad juvenil, sino que además están cobrado un sentido de resistencia pacífica y reducto para canalizar la frustración personal. Parece una alternativa a la movilización social cuando hay gran desconfianza y descalificación a los partidos y líderes políticos. Como heredera de una cultura juvenil universal que viene construyéndose desde los años 50, cuando el deseo de llevar una vida diferente a la de los mayores empezó a construirse a través de signos estéticos, códigos de lenguaje e imágenes de identidad, la actitud de las nuevas generaciones y el consumo selectivo de música, vestimenta y mercancías siguen siendo medios privilegiados para expresar la disputa generacional. La globalización y el libre mercado han contribuido sin duda a extender el intercambio cultural y a diversificar los modos de expresión, tanto de la disputa como de la solidaridad. Son códigos que permiten esa distinción entre un nosotros y un ellos que atraviesa comunidades emocionales internacionales y que desde antes del siglo XXI rebasó las fronteras de los Estados-nación.

Pero el llamado a la violencia y la intolerancia contra los emos de Querétaro tiene un nuevo ingrediente ideológico. Entre las convocatorias difundidas por Internet se destacan: “un emo es por definición un tipo raro con gustos sexuales mucho más raros aún”; “adoran a los gays y todo emo ha besado a algún amigo, siempre usan ropa rosada, morada y demás colores emosexuales”; “tú eres de las personas q ya están hartas de andar por la calle y ver en cada esquina un emo, bueno pues creo que este aviso te interesa: el día viernes 7 de marzo a las 8 pm nos daremos cita en el jardín Cenea para de allí ir todos juntos a romperles la madre a los emos de mierda que se sitúan en plaza de armas. De verdad necesitamos ver unión, no puede ser q esos emos de mierda nos estén invadiendo. Esperamos contar con tu presencia puedes llevar fileros boxers. Si somos muchos le podremos dar en la madre a todos y así la guardia municipal de Querétaro no podrá hacer nada. Por un Querétaro sin emos, ojalá y nos acompañes. Puedes llevar tu respectiva mona. No llevar armas de fuego. Graxias”.

El mensaje fue efectivo, pues llevó al linchamiento múltiple y dejó malheridos a varios de los llamados emos. Se trata de una movilización misógina con tintes de derecha fascista: se aprovechan los sentimiento de miedo y frustración para exacerbarlos mediante el odio a lo femenino y a lo gay, la homofobia, la discriminación sexual, el moralismo y hasta el militarismo.

Ese linchamiento es un signo muy peligroso de la derechización de jóvenes que viene subsidiándose en la última década desde el PAN, los empresarios y los jerarcas eclesiales. También resaltan las situaciones límite a que son expuestos los jóvenes frente al mundo tan hostil que están viviendo. La polarización alcanza niveles alarmantes. Menos mal que también crecen los movimientos de resistencia civil pacífica, como el de la defensa del petróleo, en la cual están participando muchos jóvenes y mujeres. Esta participación puede disipar la depresión y abrir alguna esperanza, y es que hay momentos en que parece que la población está a punto de estallar.

gabriela_afluentes@prodigy.net.mx

EMOS





Origen: Nacen en los años 80 como un estilo musical derivado del punk hardcore americano, la palabre “emo” viene de Emotional hardcore music. Actualmente su música es más comercial.

· Atuendo característico: Peinado engominado cubriendo parte de la cara, piercings, zapatillas Converse, muñequeras, chapas, sudaderas con capucha, camisetas ajustadas (generalmente negras) y calzoncillos a la vista.

· Intereses y actividades: Son mentes inconformistas y pesimistas. Se preocupan mucho por su apariencia y se declaran en contra de las modas (aunque paradojicamente ser emo está de moda), suelen tener tendencia a preguntarse el sentido de las cosas y no suelen creer en las religiones. Una de sus frases más repetidas es “el emo nace, no se hace”.


· Grupos musicales: A día de hoy los grupos emos más conocidos son My chemical romance, Blink 182, All american reject,etc. Silverstein, Panic! at the disco,

A limpiar los resultados en todo el país

Respeto al voto de los perredistas

Uno de los principios fundamentales de la democracia electoral es que por un voto se gana o se pierde una elección y, en consecuencia, en todo sistema electoral el conteo de los votos depositados a favor de un candidato debe ser contado bien.
En Nuevo León, como en todo el país, el 16 de marzo elegimos las fórmulas a las dirigencias nacionales nacional y estatal, los consejeros nacionales y locales y delegados a los congresos nacionales y estatales, seis elecciones distintas en cada entidad.
Cada votante recibió una boleta para cada una de las elecciones que, una vez emitido el voto por una de las planillas de su preferencia, se convierten en votos, votos que una vez contabilizados se anotan en las actas correspondientes de escrutinio y cómputo.
Si cada votante recibió una boleta, entonces para cada elección, en cada casilla, deben estar registrados en una cantidad igual independientemente de por cual planilla lo haya se haya hecho. Es decir, debe haber una correspondencia de uno a uno entre cada votante en la lista nominal, que contiene la palabra “votó”, la cantidad de boletas utilizadas y la suma total de votos en cada una de las elecciones y, en consecuencia, las votaciones totales de las elecciones, de cada una de ellas, deber ser de la misma magnitud.
Es sobre esta similitud que se puede trabajar por la limpieza de la elección, independientemente de las impugnaciones por el cúmulo de irregularidades que serían, de probarse, causales de la llamada nulidad abstracta y, en el caso de que se encuentren a quienes las cometieron, motivo de sanción de acuerdo a nuestros estatutos y a la legalidad que nos rige, incluido el mismo COFIPE.
La limpieza de los resultados se relaciona estrechamente con el fraude que se puede haber cometido al cambiar los resultados electorales y que se puede encontrar al localizar las casillas en las que las igualdades de sumas de votos totales por casilla así lo señalen.
¿Cómo explicar que en la elección de presidencia nacional haya 99 votos más que los que se registran para el consejo estatal? Evidentemente que en esta elección existe una duda razonable de lo ocurrido en alguna o varias de las casillas y que puede explicarse por que en la primera se hayan anotado más votos o se hayan encontrado más boletas que la cantidad de votantes; también puede haber ocurrido que se hubieran disminuido votos a uno de los candidatos al consejo estatal, en una o varias casillas.
En cualquier caso, lo procedente es verificar la cantidad de votantes que acudieron a ejercer su derecho de voto, revisando la lista nominal de las casillas bajo sospecha, recontar las boletas correspondientes a cada elección y observar las votaciones anotadas en el acta de escrutinio y cómputo correspondiente.
Hecho lo anterior podremos decir que la elección se ha limpiado y que hay una correspondencia entre el total de votantes, de boletas utilizadas para cada elección y las votaciones adjudicadas a canda candidatura.
En el caso que estamos comentando, la casilla que contiene la mayor cantidad de votos adicionales en la elección de la fórmula nacional es la NL-40-1-26, del distrito local 1 con cabecera en Monterrey y número consecutivo 26.
En esta casilla se requiere revisar los cómputos de todas las elecciones pues igualmente a las anteriores elecciones se tienen 94 votos más en la elección de presidente nacional que en la de presidente estatal, 80 votos adicionales en la elección de delegados nacionales que de consejeros estatales, 85 votos de más en la elección de delegado estatal que en la de consejero estatal, etc.; es decir, todas las elecciones se encuentran bajo la firme sospecha de alteración de las votaciones al no corresponderse con la cantidad de votantes.
Volviendo al principio de que con un voto se gana o se pierde en una elección, evidentemente que la base de la limpieza de las elecciones es la cantidad de perredistas que votaron y, al no conocer por actas este número, lo correspondiente es la demanda de contar voto por voto y casilla por casilla, no sólo en la elección de la fórmula nacional, aunque sea esta la elección que mayor interés despierta, sino de todas y cada una de las elecciones.
Bajo el supuesto de que la explicación del ejemplo que hemos tomado deja en claro la metodología propuesta de análisis de resultados y de limpieza las elecciones, sólo resta solicitar que este proceso de saneamiento se aplique a todas las casillas que puedan colocarse bajo la sospecha del fraude, que serían aquellas en las que las sumas de votos muestren diferencias significativas, digamos más allá de los cinco votos, aunque corramos el riesgo de pasar por alto la defensa del voto de cada uno de los compañeros que estarían en los casos de casillas con diferencias menores a esta cifra índice.
Como una ampliación del ejemplo, incluyo dos cuadros con las casillas en las que las sumas de las diferencias son mayores o iguales a los cinco votos; el primero con votos adicionales a la elección que aparece en el primer término de la diferencia y el segundo a la que aparece en el segundo.

Jesús Ibarra Salazar
jibarra40@prodigy.net.mx
Tel.: 01 81 8355 4245
Cel: 81 1063 2707

Monterrey, N. L., a 27 de marzo de 2008

Thursday, March 27, 2008

El dilema del PRD

Octavio Rodríguez Araujo


Como veo las noticias sobre lo ocurrido en el Partido de la Revolución Democrática, ningún arreglo cupular lo salvará del desprestigio que sus dirigentes y grupos de incondicionales promovieron en la pasada elección interna. Podrán resolver la elección “limpiándola” (cualquier cosa que esto signifique), podrán incluso negociar los cargos en disputa, pero lo que no podrán hacer será unir su partido, no realmente. Se han dicho entre ellos tantas cosas, algunas muy duras, que difícilmente se restañarán las heridas abiertas en el proceso. El PRD está, si no polarizado, sí dividido, y quizá más que antes en su todavía corta historia.

Sería más difícil encontrar inocentes que culpables, por lo que no interesa mucho especular al respecto. Hicieron mal las cosas y este es el dato importante. Les faltó, digámoslo con cursilería, amor por su partido, cariño a lo que han estado construyendo, lealtad a quienes han depositado fe y confianza en sus dirigentes y en la organización como un todo y como una alternativa a la derecha. Les guste o no a Ortega o a Encinas, ya defraudaron a mucha gente y debilitaron a su partido. Flaco favor le hicieron a las corrientes llamadas progresistas del país. Si éstas, como bien sabemos, requerían de una dirección política y de una coordinación de esfuerzos por la emancipación de los más pobres, lo que han recibido es un espectáculo de ambiciones mal orientadas y de rebatiñas muy poco decorosas.

A la derecha, por si no fuera suficiente lo anterior, le han dado armas para que sus ataques, sobre todo al “malo de la película”, se multipliquen como si fueran conejos, o más bien ratas. Los betetas y otros de su especie en la radio han encontrado la ocasión para darle rienda suelta a sus fobias y, como el ambiente está enrarecido, han ampliado sus audiencias proclives a ser convencidas de que la izquierda no tiene remedio. Y es que lo grave del asunto es que así parece, aunque no sea del todo cierto.

En muchos de mis escritos he querido insistir en la necesidad de la unidad en el PRD, y no porque yo sea de este partido. Lo he hecho porque creo conocer muy bien a las izquierdas (que he estudiado por más de 40 años) y porque como ciudadano común veo con preocupación que se estén diluyendo, desdibujando, con el riesgo de desaparecer. ¿Qué sería del país sin izquierdas, con gobernadores como el de Jalisco que no vacila en gastar el dinero del pueblo, de sus gobernados, para erigirle un templo-monumento a una de las fuerzas más reaccionarias de nuestra historia contemporánea: los cristeros? Sin izquierdas, este país se desnacionalizaría más, la intolerancia sería mayor, la concentración de la riqueza aumentaría todavía más, y grupos con razón desesperados, como los de La Montaña, en Guerrero, tratarían de adelantar revoluciones que muy pocos secundan o quieren.

Sé que me arriesgo a ser calificado de romántico. Sin embargo, puedo asegurar que no lo soy; todo lo contrario. Pero una cosa es que yo no suela ser un sentimental y otra que acepte una suerte de pragmatismo suicida entre las izquierdas. Entiendo la política como pragmática, a veces cínica, pero todo político debería saber que tal pragmatismo sólo es útil si lo lleva a alcanzar sus objetivos. ¿Creerán o habrán creído Ortega, Encinas y sus compañeros que sin su partido podrían estar donde están o donde quieren estar? Si es el caso, se parecerían al campesino del cuento que teniendo una gallina que le daba un huevo de oro diario le entró la ambición y terminó abriendo su animalito para buscar en su interior muchos huevos de oro que, obviamente, no tenía. Ese campesino ambicioso se quedó sin los huevos de oro que la gallina ponía diariamente, y sin la gallina. ¿Un esfuerzo de casi 19 años, en el que han participado millones de mexicanos incluso posponiendo muchas veces sus diferencias con la dirección de su partido, lo echarán a la basura por la vanidad y la ambición de dirigirlo y con esto llevar agua a su molino? Si es o fue así, no merecen dirigir el PRD, pues éste es un partido que merece una dirección inteligente, sólida pero no intransigente, de principios sin ser dogmática y, sobre todo, que no lo maten por ambición.

Yo no sé si los que no están con López Obrador merecen ser llamados traidores o cosa semejante. No lo creo, como tampoco creo que sólo los que estén con él merezcan el calificativo de izquierda o cosa semejante. Para mí este no es el dilema. El dilema, como lo veo, es que si la izquierda o el centro-izquierda no se enriquece fortaleciéndose y agrandándose en su número de militantes, la derecha se apoderará de todo el país y, como lo establece muy bien la física, no habrá lugar para ninguna izquierda, ni acertada ni desacertada: dos cuerpos no pueden ocupar el mismo espacio al mismo tiempo. Así de simple o, si se prefiere, si una parte se convierte en el todo o se apodera de éste, ninguna de las otras partes podrá sobrevivir; quedará excluida, marginada, destinada a su desaparición, como ya lo hemos visto con muchas organizaciones que no quisieron entender a tiempo este sencillo argumento.

PRD: lecciones amargas

Adolfo Sánchez Rebolledo



La derecha se solaza en el espectáculo que está dando el Partido de la Revolución Democrática (PRD). Luego de varias semanas de tropiezos, comenzando por las revelaciones acerca del señor Mouriño, al fin cree haber encontrado la hebra para repostar. El tono, amén de las histéricas campañas en radio y tv, es de linchamiento, como si los perredistas hubieran inventado las malas mañas en el reino del fraude electoral. Y a ese baile concurren con su propia pluma políticos encumbrados pero ansiosos de engordar el coro. Por ejemplo, Germán Martínez Cázares, jefe actual del panismo, se obstina en demostrar por escrito que se puede ser arrogante y frívolo a la vez, aunque los epítetos se vistan con citas orteguianas. Hace poco, por decir algo, se refirió al “campus Ecuador”, una infamia doblemente infame por venir del dirigente del partido en el gobierno (insensible ante la muerte de cuatro jóvenes estudiantes mexicanos) y porque, sencillamente, la institución universitaria no se merece ese tratamiento derogatorio. En su más reciente colaboración en El Universal también busca aprovecharse del lodazal perredista para tratar de salvar lo insalvable: la responsabilidad blanquiazul en la crisis de 2006, y de paso al secretario de Gobernación, cuya cabeza está atada a la dura piedra de la reforma energética, que es el tema de fondo de la coyuntura.

Sin duda que hay un serio problema con la democracia interna en el PRD y, visto lo ocurrido, también en Alternativa Socialdemócrata. Algo no funciona. Muchos magnifican lo sucedido, pero nadie puede minimizar la gravedad de los hechos. Se dice que las causas hay que rastrearlas en la historia de la izquierda, en la ideología, en la herencia transmitida por sus distintos afluentes como cultura matriz, pero también en la crisis de valores al verse sometidos a la dura prueba de impulsar intereses y prácticas incompatibles con los ideales profesados. En fin, hay muchas interpretaciones que apuntan hacia direcciones correctas pero todas son fragmentarias, provisionales. Sin embargo, en mi opinión, sería un error imperdonable creer que los males registrados en estos días son exclusivos del PRD y no de la sociedad a la que este partido pertenece, como si en ella campeara la más pura transparencia y la legalidad. En este caso, la responsabilidad corresponde a dicho partido, sobre todo a sus dirigentes reales y formales, es cierto, pero este es un tema del país, de la transición democrática y de sus escasas exigencias cívicas, de la naturaleza misma de los candados que la hicieron pasable pero no siempre creíble, de cierta cultura política perdurable en la medida que el cambio se empantana, del atraso educativo y cultural en su expresión más directa y elemental, del autoritarismo sobreviviente en las mentalidades, digamos, de la preminencia de las emociones sobre la reflexión en un país que ya vive el pluralismo pero aún desconfía de la legalidad. Una vez más, detrás del forcejeo sobre los votos y las urnas está el tema de los medios y los fines, la eticidad o no de la acción política.

Al suponer (de hecho) que una vez resuelta la cuestión clave, axial, de la participación electoral, quedaba sellada la transición democrática, los partidos se abandonaron a la dulce tarea de ganar en las urnas sin reparar en los medios a su alcance (v.gr. el PAN y Fox). Ante las necesidades del nuevo mercado político se olvidaron las tareas pedagógicas; quedaron sepultados los (escasos, hay que decirlo) debates intelectuales o doctrinarios de otros tiempos y, en general, las ofertas programáticas sucumbieron al hechizo de la instantaneidad del voto, beneficiando en lo inmediato a ese sector de la “clase política” que obtiene rápidos dividendos en la confrontación de corto plazo, sin exponerse a la pesada tarea de reconstruir las instituciones del Estado (y el país como tal) en un sentido democrático. Los partidos se adaptaron a la situación “de competitividad” sin revisar a fondo sus estructuras, planteamientos y principios, como si nada hubiera cambiado, aunque en el caso del PRD las señales de alerta fueran alarmantes y continuas (elecciones canceladas, uso indebido de financiamientos ilegales en campañas internas, clientelismo y anquilosamiento de las “corrientes” como compartimentos estancos, etcétera).

Si bien la reforma electoral evitó que el financiamiento se convirtiera en una nueva forma de dependencia de la política al dinero, la recepción de abundantes recursos públicos hizo inevitable la burocratización, el fortalecimiento de los aparatos sobre los miembros de base. El partido se instrumentaliza así para reflejar el universo de los grupos y corrientes que se disputan el poder interno. La aparición del militante-empleado o del aspirante profesional a ocupar cargos públicos deforma la democracia interna y fortalece la segmentación, y más cuando la dirección se comparte con otros liderazgos a caballo entre el partido y las organizaciones de masas, como ocurre hoy.

Las diferencias existentes (de las que sabemos gracias a las descalificaciones mutuas) no tienen un cauce de discusión y resolución reconocible y reconocido, pero se esgrimen como armas envenenadas contra el adversario. La política oscila entre el voluntarismo y el pragmatismo a capricho de los líderes. Ni siquiera el extraordinario avance electoral de 2006 le permite al PRD transformarse y cambiar su relación con la sociedad. Por el contrario, sigue siendo una formación endógena, volcada hacia adentro, indiferente al mundo exterior y cada vez más dividida. Y, sin embargo, la crisis se agudiza, y si no hay división es por la sencilla razón de que al margen del partido (registro) no hay futuro: ni prerrogativas ni cargos públicos. Si la crisis actual sirviera para impulsar la idea de la “refundación” no todo estaría perdido. Pero si esta vez se echan en saco roto las lecciones ya no habrá una segunda oportunidad.

Me parece que las irregularidades detectadas en el proceso electoral son muy graves, aunque los autores materiales e intelectuales sean unos cuantos “truhanes” (según dijo Cota). Los órganos correspondientes decidirán hasta qué grado la cultura del fraude, esa por lo visto irredenta tradición nacional, compromete o no los resultados finales. En todo caso, la situación no se resolverá pronto. Ojalá el enfrentamiento artificial entre “puros” y “traidores” no se traslade también a la lucha en defensa del petróleo, como quieren algunos. La cuenta está corriendo.

Alejandro Encinas y Jesús NI Ortega en el Canal de la Ignominia

René Zúñiga


No solo por perversión profesional, sino para efecto de saber como operan las plumas afines y los "comunicadores" de los medios convencionales, a veces es un verdadero festín de fieras lo que uno se encuentra en los medios. Los lenguajes llanos, majaderos, a veces del arrabal, otros con engolado tono, se pretende hacer creer a los ingenuos que solamente informan lo acontecido en la escena política, sin tomar partido.
Igual se aprecia esas tonalidades de gris entre Adela Micha " la periodísta más prestigiada del país ", López Dóriga, Carlitos Loret, Ciro Gómez; Carlos Marín. Que podemos decir de sujetos del calibre de Pedro Ferríz de Con, Oscar Mario Beteta ( el campeón de la petulancia y la estupidez ) y otros seudoperiodistas que más bien son acomodaticios y que ni siquiera merecen mención alguna.

En el horario estelar el día de ayer en el canal de la ignominia con Joaquinillo, se anunció con bombo y platillo la presencia de los dos contendientes principales a la dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática y claro, ese fue el gancho. No tuve que perder la paciencia, porque después de un breve corte publicitario ahí estaban ellos: Alejandro Encinas y al otro lado del entrevistador Jesús Ortega muy sonrientes , haciendo gala de civilidad política y en espera de los dardos envenedados de Joaquín, que dependiendo del personaje en cuestión endurece y encausa sus tendenciosas preguntas.

En menester decirlo, Joaquín no batalló, pues el deseo de debatir generó una dinámica donde poco pudo hacer para seguir en la tesitura de seguir denostando la contienda interna del partido del sol azteca. La enjundia de Jesús por aprovechar el escenario mediatico lo llevó a cometer yerros que seguramente tendrán consecuencias. Alejandro mesurado y objetivo, espero con aplomo los ataques del grisáseo chucho que recurrió a la mentira de asegurar que llevaba consigo el 90% de las actas, mostrando un par de legajos con unas cuantas hojas. Algo parecido cuando Chente Fox en un medio aseguró que entregaría el listado de pillos beneficiados con el tristemente celebre evento del FOBAPROA y sucedió que no entregó nada. Así Jesús Ortega, quién se dice amenazado, chantajeado y no dice por quién. Claro, ni siquiera Joaquín López Dóriga quedó convencido de los argumentos del Chucho que carecieron de todo, como era de esperarse. Recordemos que una situación que caracteriza al jefe de la Nueva Izquierda, es justamente la ausencia de ideas.

Y como se inició se acabó, la incertidumbre sigue, pero hay la certeza que el fraude operado por la corriente hegemónica Nueva Iazquierda, no fue suficiente para quedarse con la franquicia partidista y en los próximos días se confirmará la victoria de Alajandro Encinas, que necesitará más que buena voluntad para enderezar un barco que, todo indica, se irá a pique. Ha perdido credibilidad el partido, las corrientes nuevamente han salido a dañar al partido en esta contienda interna y no puede seguirse sosteniendo a una burocracia parásita que se rolan puestos para seguir viviendo al grito de ¡ Viva la Revolución Democrática !

En lo doméstico


En Nuevo León con un padrón absolutamente inflado se realizó un proceso de votación que no llevó más que un poco más de cinco mil afiliados a las urnas. Ante esta situación el triunfador fue Eduardo Arguijo, exalcalde de García, N.L., quién consiguió un aliado de igual extirpe, así, en una alianza coyuntural exitosa, le permitió sumar a Nueva Izquierda el triunfo en Nuevo León, aunque antes de la elección se sabía que iban a la contienda seis planillas afines a Encinas, sin embargo, el botín es muy atractivo para las expectativas económicas de algunos y hubo amarres que permitieron que se diera voltereta y Alejandro Encinas perdiera en Nuevo León. Es destacable que en una entrevista que le realizaron al Sr. Arguijo en el Informativo de SomosUno Radio, manifestó sin ningún empacho que él, a diferencia de las demás planillas no pertenece a ninguna corriente ( ? ), lo que significa que está a la espera del resultado nacional para acomodarse adecuadamente y seguir su triunfal carrera política. Hay un video circulando del Sr. Triunfador Arguijo donde se le ve y oye llamando a votar por el PAN en el proceso electoral del 2003, así las cosas, que podemos esperar en un futuro inmediato del PRD en Nuevo León.
Curioso en verdad resulta saber que sin declararlo que Escobedo y sus dirigentes vitalicias por ese municipio votaron junto con García para afianzar el gane de Arguijo. José Luis Becerra de Santa Catarina se destapó con un tercer lugar, pero aliado en la secretaria general con células parasitarias de Cadereyta Jiménez para obtener poco más de 800 votos. Hubo sorpresas como puede verse, pero lo que no puede considerarse como tal, es que volvió a triunfar lo más retardatario que tiene el partido en el estado que sigue sin rumbo, sin dirección; trabajando solamente para fortalecer a los grupúsculos y participar cada tres años en un ritual sangriento y cínico.

Ortega sólo podría ganar con trampas, asegura IMO

*Jesús Ortega: un vulgar ambicioso que no tiene llenadera>>>...

* Aportación gustosa a la nota de La Jornada de parte del posteador.


Su mejor escenario, perder por 4.4%; el peor, por 11 puntos

No fuimos presionados, sostiene Morones Servín, director del instituto

Alma E. Muñoz y Enrique Méndez

El director del Instituto de Mercadotecnia y Opinión (IMO), César Augusto Morones Servín, declaró ayer que el candidato de Nueva Izquierda (NI) a la presidencia del PRD, Jesús Ortega Martínez, sólo podría ganar “con trampas. Sin ellas es imposible. No tiene posibilidad numérica alguna de ganar: su mejor escenario es perder por 4.4 por ciento y, en el peor, por 11 puntos”.

En entrevista con La Jornada, rechazó que el actual presidente del partido, Leonel Cota Montaño, lo haya presionado para dar a conocer con anticipación el sondeo que se levantó el día de la elección, el 16 de marzo pasado, e informó que los sobres con el resultado de las encuestas de IMO y de Consulta Mitofsky se abrieron en presencia de todos los representantes de los candidatos, incluido el de Ortega.

NI no ajustó sus datos

Lamentó que NI sólo haya utilizado la base de datos que el IMO cedió al PRD para cuestionar los sondeos, pero que no haya enviado, a su vez, la documentación que avale que el conteo rápido de la empresa le restó a Ortega 2 mil 684 votos.

Refirió que NI tuvo la posibilidad, del martes 18 al viernes 21 pasados, de revisar los datos del instituto, “teniendo la oportunidad de ajustar sus propios datos, tanto en el Programa de Resultados Electorales (PREP) como en las actas, mientras IMO no ha tenido la correspondencia indispensable para darle la justicia necesaria para defenderse”.

Por tanto, insistió, al no tener datos contra qué comparar sólo puede conceder la posibilidad de que de las 90 casillas que NI dice tener de diferencia, ellos tengan razón en 50 por ciento de los casos y en las otras el IMO.

Insistió: “cabe la posibilidad de que NI esté mal en esas 90 secciones que ha señalado y el IMO esté bien en todas, en este caso cabría la hipótesis de que con los resultados del instituto, con la totalidad de las 353 casillas en su base de datos, Encinas ganó la elección con una ventaja de 11.1 por ciento sobre Jesús Ortega”.

Señaló que si bien NI puede argumentar la necesidad de realizar una proyección al ciento por ciento, a partir de la supuesta discrepancia con los números del IMO, aun así Encinas obtendría 40 mil 632 votos y Ortega 36 mil 949; es decir, 48.9 y 44.5 por ciento, respectivamente, una diferencia de 4.4 por ciento en favor del primero.

–¿Los presionó el presidente nacional del PRD para dar a conocer los resultados?

–No nos presionó el presidente nacional del PRD, Leonel Cota, para nada. Yo no recibí llamada alguna de parte de él durante todo el día de la jornada electoral, ni durante la noche.

“No tuvimos el más mínimo contacto entre las casas encuestadoras, ni antes ni después. La noche del domingo, después de las 22 horas, Roy (Campos) traía bajo el brazo, igual que yo, un sobre cerrado. Cota, ya cuando había quórum y estaban los representantes de todos los candidatos, nos requirió los sobres; se los entregamos, los abrió delante de todos; dio lectura primero al de Mitofsky, luego al de nosotros y los dos venían con los resultados que ya todo mundo conoce: cinco puntos de diferencia en favor de Encinas, de acuerdo con Mitofsky, y ocho en favor de Encinas para IMO. Entonces no fuimos presionados”.

–Tal como está la situación, y por lo que ustedes tienen de los conteos rápidos, ¿Jesús Ortega tiene posibilidad de ganar?

–Si nos basamos en el documento que pretende ser la respuesta a las denuncias de NI, no hay posibilidad alguna, numérica, de que Ortega gane.

“Sí habría posibilidades de que Ortega ganara, si el equipo de Encinas permite que se contabilicen actas de escrutinio de casillas que no se instalaron. Si permite esto, entonces sí sería una perturbación tremenda y un resultado totalmente artificial. También si el equipo de Encinas permite que se contabilicen casillas con más de mil votos, eso sería aberrante y también se afectaría el resultado.”

Sostuvo que el instituto se reserva el derecho de, una vez con la información detallada del total de las actas de escrutinio y de los registros del PREP casilla por casilla, hacer un análisis pormenorizado para corroborar la contundencia de sus datos. “Llegaremos hasta las últimas consecuencias”.

Jaramar: Diluvio I



Los diarios del D I L U V I O

El nuevo disco… el número 10.

Empezar un nuevo viaje discográfico es siempre ir tanteando el camino, primero en la oscuridad, luego esperando que las tinieblas se vayan disipando y el rumbo se aclare para permitirme (permitirnos) dar pasos más firmes. Aunque exagero, porque en realidad la oscuridad no es tan absoluta, no estoy inventando algo donde no existía nada. Lo que sucede es que eso que existe está principalmente dentro de mi cabeza… y un poco en el papel porque ya hay canciones, todas esas que llevo guardadas mucho tiempo, esperando el momento de encontrar su lugar en un disco – éste disco. También hay otras que he buscado y encontrado recientemente. Y además están las mías.; mis palabras y melodías buscadas (supongo que en un espacio entre la memoria y el estómago) y trabajadas durante los últimos tres meses de una manera muy fluida y natural. ¿¡Puedo hacer canciones!? Qué barbaridad… era algo que suponía que podía hacer, que tenía urgencia de explorar; finalmente las palabras son un territorio conocido para mí, igual que las imágenes. Palabras e imágenes: eso son mis canciones. Y por supuesto también muy inmediatas y personales, como suele ser todo lo que escribo y pinto.

Otra cosa que tengo en la cabeza es el sonido – ese color general que quisiera que tuviera el disco. Aunque esto es algo muy abstracto, porque yo pienso en colores, texturas, densidades de sonido que reflejen pasiones y estados emocionales. No es siempre fácil comunicar esto a mi equipo de trabajo, mi familia musical, los músicos con quienes trataré de dar forma a éste Diluvio… que finalmente deberá ser el resultado de una búsqueda colectiva.

Hace unos meses, tal vez 3, me senté con el Chino (Arreola, bajista), Luis (Ochoa, guitarrista), y Diego (Escobar, baterista) a platicarles el proyecto de disco que tenía en la cabeza, a escuchar juntos la selección preliminar de canciones y a escuchar también muchas otras que para mí eran referencias, caminos, las músicas que yo traía en la cabeza, que me apasionaban en ese momento y que yo sentía nos podrían abrir ventanas sonoras… desde Café Tacvba hasta Tom Waits, pasando por Jan Garbarek, Jaime López, Goran Brégovic, Los Lobos y Noir Desir entre otros… un panorama muy heterodoxo.

Desde entonces éste es y supongo seguirá siendo un camino lleno de altas y bajas, de ir enamorando al resto del equipo con la idea de éste nuevo disco; algunos de ellos gente muy cercana desde hace tiempo… y otros con quienes esa cercanía se está construyendo. Todos ahora con la convicción de que el proyecto vale la pena. Todos también gente por la que siento un profundo respeto. Está Gerry Rosado, el productor musical, creador de la familia Intolerancia a la que me da mucho orgullo unirme y que está convencido de que éste será un camino de transformación personal para todos nosotros. También está Alberto Castro Leñero, pintor y escultor genial a quien admiro desde hace muchísimo tiempo y que esta buscando que Diluvio sea un objeto bello y memorable que a través del tacto y la vista nos cuente su versión personal de las canciones. Y Libe – Santísima Libertad – Estrada, quien con su cariño, enorme experiencia y talento profesional está inventando las maneras de llevar éste Diluvio al encuentro de su público.

El camino se va aclarando.
Tiene que irse aclarando.
El Diluvio sonará.

Jaramar
Marzo 2008.

Wednesday, March 26, 2008

“sin desparpajo ni protagonismo”




■ Miles sellaron el compromiso con López Obrador de unirse decididamente a esa lucha
Superar la protesta testimonial y organizar la defensa activa de Pemex, acuerdo en el Zócalo

Los problemas internos del PRD pasaron a segundo término, pero ningún chucho asistió

Rosa Elvira Vargas


¡Ay nanita! ¿Qué pasaría si de pronto el llamado de Andrés Manuel López Obrador de proceder en la defensa del petróleo “sin desparpajo ni protagonismo” se cumpliera ahí, justo en el templete desde donde él hablaba a la multitud?

La pregunta surgió socarrona entre algunos observadores que desde abajo ven en cada concentración convocada por el ex candidato presidencial en el Zócalo a aquellos personajes de la política que conforman el liderazgo del Frente Amplio Progresista (FAP), y que ocupan ese elevado sitial de honor sin apenas tener contacto con la multitud.

Probablemente al menos la mitad del entarimado se vaciaría. Sin duda. Sin duda.

Pero abajo, ayer la volvieron a hacer. Y los miles que una vez más llenaron la Plaza de la Constitución asumieron la instrucción de superar “la protesta testimonial” y organizarse. “Darle forma cotidiana a la disciplina… y tener presencia activa”, como les pidió López Obrador.

Entonces, al finalizar el mitin, muchos se arremolinaron en torno a las mesas de registro para signar su compromiso y así formar parte de una “auténtica movilización popular y ciudadana” contra la privatización del petróleo.

Registro masivo

Por ello, esta vez la plaza no se vació de inmediato, como el pasado martes 18. La gente se dio su tiempo para buscar las mesas de las 56 coordinaciones generales que antes había anunciado el ex candidato presidencial, y sumarse a las acciones de resistencia civil que, se dispuso, comenzarán a partir del momento en que se presente la iniciativa de reforma en torno a los energéticos nacionales.

Otra diferencia con la concentración de hace una semana fue que esta vez los políticos abordaron –y sólo como si se tratara de un viento que no los despeina– el broncón que se traen desde hace diez días en el PRD en su nada elegante disputa por las dirigencias nacional, estatales y municipales.

E intentaron tranquilizar. Lo mismo Alberto Anaya, líder del Partido del Trabajo desde que este partido se fundó, en 1990, que Dante Delgado, de Convergencia, quien con su –por decir lo menos– complejo pasado, tampoco ha tenido mucho conflicto para mantener, formalmente o por la vía de los hechos, el liderazgo de su partido desde 1999. El veracruzano buscó encarar eventuales desencantos ante el espectáculo del perredismo y apuntó: “¡Nuestro movimiento va más allá de las fuerzas políticas!”

Vino enseguida Leonel Cota, todavía presidente del PRD, y con su discurso pareció querer justificar su tan criticada ausencia, sobre todo después de los primeros días de los comicios internos. Quizá pensando que quienes lo escuchaban eran, la mayoría, convencidos del triunfo de Alejandro Encinas o de plano gente que estaba ahí únicamente por razones digamos petroleras, soltó: “Los problemas internos del PRD son secundarios frente a la causa que nos une, que es la del país”. De más está decir que ni asomo de Nueva Izquierda en el Zócalo –sí, los chuchos–, aunque esta vez se repitieron los vítores a Encinas. El ex jefe de Gobierno capitalino estuvo de nuevo ahí, recibió a López Obrador y atestiguó cómo varios de los simpatizantes de su corriente, Izquierda Unida, fueron designados coordinadores generales de las acciones en defensa del petróleo. Y ningún chucho.

Con todo, la convocatoria de este martes en la Plaza de la Constitución fue un mentís para quienes se han prodigado en ubicar el conflicto interno del sol azteca como el primero y más grave de la historia de ese y cualesquier otro partido.

La paráfrasis puede leerse así: ¡Es el petróleo, estúpido!

Porque para dejar patente su determinación, estaban ahí las miles vestidas de blanco que representan, aseguró López Obrador, “a los 20 grupos con 10 mil brigadistas mujeres”, conformados a partir de la iniciativa que lanzó la semana pasada Claudia Sheinbaum.

O el comité de intelectuales en defensa del petróleo al que se han integrado los escritores Sergio Pitol, José Emilio Pacheco, Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, Fernando del Paso, Margo Glantz, Enrique González Pedrero, José María Pérez Gay, Lorenzo Meyer, Arnaldo Córdova y Rolando Cordera.

Y todo esto, sin haber aún propuesta energética del gobierno federal.

“AMLO, urge un nuevo partido”

■ El surgimiento de la nueva fuerza opaca la crisis del PRD
En su apogeo, la organización para la defensa del petróleo

■ Más de 10 mil mujeres, listas para ocupar las primeras líneas


Jaime Avilés

Una niña vende collares de “gotitas de petróleo”; un señor llega al mitin con su atuendo laboral de payaso, y otro, que ya ocupa su sitio entre el gentío, comenta en voz alta: “Aquí no hay lugar para los de Gobernación”. Una cartulina exige: “Renuncia Moupillo”; otra declara: “Encinas, tú ganaste, el pueblo te apoya”, y una más aconseja: “AMLO, urge un nuevo partido”.

De los postes cuelgan mantas: “Brigada generalísimo Morelos en defensa del petróleo”, “Brigada Flor y Canto”, “Brigadas de Coapa”. Una joven con la piel pintada de blanco sostiene un letrero encima de un tambo: “El petróleo es nuestro; saludos, Querétaro”; un muchacho disfrazado de diablo ha escrito en el suyo: “El petróleo es de todos los mexicanos, no de una bola de cabrones”, y un hombre de la tercera edad proclama en su pancarta: “Foxilandia y Fecalandia no venderán Pemex a gringolandia”.

El Grito en 25 de marzo

Hay tantas banderas mexicanas en el Zócalo que por momentos parece 15 de septiembre; en cambio, escasean las de los partidos y, de hecho, no hay ninguna del PRD, como tampoco mantas, cartulinas o camisetas en favor de Jesús Ortega ni de la corriente de los chuchos.

La muchedumbre que atiborra la mitad de la plancha –la otra aún está bajo el Museo Nomáda–, así como el espacio destinado a los vehículos, donde no cabe un alfiler, sobre todo en 20 de Noviembre, aplaude en serio cuando Alberto Anaya, el dirigente del Partido del Trabajo, saluda la presencia de Alejandro Encinas.

Y cuando López Obrador en su discurso se refiere a “la camarilla de Calderón y Mouriño”, muchos gritos espontáneos añaden: “¡Y Ortega, y Ortega!”, en obvia alusión al líder de los chuchos, al que nadie en el templete menciona. ¿Por qué?

Obvio: porque la división en el PRD parece ya una realidad y este Zócalo así lo demuestra. Si el conteo final declarara vencedor a Jesús Ortega, ¿éste se atrevería a plantarse delante de esta gente? ¿O vendría a ponerse al frente de sus propias masas?

José Zamarripa, representante del “gobierno legítimo” en Jalisco, asegura que “todo el aparato de Los Pinos, los gobernadores, el PAN y el PRI apoyaron a los chuchos para borrar a Encinas, pero lo asombroso es que no sólo no lo borraron sino que ni siquiera pudieron ganarle; por eso están que no los calienta ni el sol”.

Pero mientras el partido fundado por Cuauhtémoc Cárdenas vive la crisis conyugal que probablemente lo llevará al divorcio, la organización “para la defensa del petróleo” está en su apogeo –y como habrán de resaltar Anaya, Dante Delgado y Jesusa Rodríguez en sus intervenciones: “esto es apenas el principio”. Por eso, después de confesar que desea “con toda su alma” que se resuelvan los problemas en el PRD, Andrés Manuel López Obrador da noticias acerca de la nueva fuerza política que está surgiendo.

Tras la convocatoria que Claudia Sheinbaum hizo el martes pasado para que las mujeres encabecen las movilizaciones populares contra la privatización de Pemex, en sólo “una semana –subraya López Obrador– se inscribieron 10 mil mujeres, que aquí están presentes con nosotros”. Y esta noticia provoca un aplauso para las 10 mil mujeres que, casi todas vestidas de blanco, escuchan el discurso sentadas en las 10 mil sillas colocadas especialmente para ellas.

A continuación, López Obrador anuncia que también se han inscrito “18 mil hombres” en un total de 280 brigadas, y da a conocer que ante la urgencia de extender la organización con la mayor rapidez y eficacia suspenderá sus visitas a los municipios y recorrerá las capitales de los estados para apoyar a los comités que ya existen.

“El movimiento de López Obrador ya se desfondó”, afirma en ese instante un locutor de radio, que provoca la sonrisa de la señora que lo oye mediante su Ipod. Y la plaza grita repetidas veces: “¡Obrador, Obrador, Obrador!”, cuando el líder tabasqueño reitera que en esta lucha no va a cuidar su propia imagen, porque no le preocupa “desgastarse políticamente” con tal de impedir la privatización de Pemex.

Al final de la reunión, después de aglomerarse para saludar a López Obrador, la multitud se acerca a gritarle palabras de apoyo a Encinas. ¿Consumatum est?

El conflicto perredista no eclipsará el movimiento en defensa del petróleo, dice AMLO

■ “Ellos tienen la fuerza bruta, nosotros la razón y la vamos a hacer valer”, expresa en el Zócalo

Alma E. Muñoz y Enrique Méndez


Andrés Manuel López Obrador afirmó ayer que los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) se equivocan si apuestan a que el conflicto por la disputa de la presidencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) “podrá eclipsar” el movimiento en defensa de los hidrocarburos o desgastar las razones en contra de la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Están profundamente equivocados, porque aunque deseamos con toda el alma el fin de los problemas internos del PRD, más allá de nuestro partido y de cualquier otro asunto está el interés de la nación”, expuso ayer en la asamblea informativa de la Convención Nacional Democrática (CND), donde dio a conocer la estructura de los cercos ciudadanos y ratificó que las acciones de resistencia civil iniciarán en el momento que se presente la iniciativa de reforma energética.

Anunció también que decidió suspender temporalmente sus giras semanales a los municipios para encabezar reuniones en los estados con los comités de defensa del petróleo y organizar brigadas en todas las regiones del país.

También en la concentración, el presidente del sol azteca, Leonel Cota Montaño, hizo referencia a la disputa por la dirigencia y consideró que “no es posible que para algunos sea más importante otra circunstancia que la lucha por el petróleo”.

Su postura se enmarcó, además, en el hecho de que los dirigentes y legisladores de Nueva Izquierda no se presentaron a la asamblea informativa. “Los problemas internos del PRD son secundarios frente a esta causa que nos une. El perredismo del país debe estar unido en torno a la defensa del petróleo. Es lo más importante”, insistió.

Mientras, y ante miles de personas que se congregaron la tarde de ayer en el Zócalo de la ciudad de México, el “presidente legítimo” resaltó que, con la ciudadanía y la autoridad moral de su movimiento, se enfrentará “al grupo de potentados, nacionales y extranjeros, que cínicamente y con actitudes que no se fundamentan sino en la mentira, pretenden con el petróleo –que es de todos– un jugoso negocio privado”.

Como lo hizo la semana anterior, López Obrador explicó que la defensa del petróleo se dará en el marco de la resistencia civil pacífica, llamó nuevamente a no caer en provocaciones y resaltó: “Ellos tienen la fuerza bruta, nosotros la razón y la vamos a hacer valer. No demos ni un paso atrás, aunque se nos vengan encima los medios de comunicación”.

Explicó que para lograr que la resistencia civil no sea sólo un acto de protesta testimonial, sino se constituya en opción renovadora de la vida pública, es preciso organizarse, darle forma cotidiana a la disciplina y que todos se comprometan a informarse y tener presencia activa, sin la cual –expuso– no hay una auténtica movilización popular y ciudadana.

López Obrador refirió, entonces, que en los días recientes se avanzó considerablemente en la construcción de las bases de organización del movimiento de resistencia civil pacífica.

Hasta ahora, dijo, se integraron 20 grupos de 500 mujeres cada uno, que forman un conjunto de 10 mil que ayer asistieron al Zócalo. También, detalló, se constituyeron 36 agrupamientos con 18 mil brigadistas, en su mayoría hombres.

Anunció que se constituyó un comité de 11 intelectuales en defensa del petróleo, “con hombres y mujeres que, además de ser grandes escritores, son buenos ciudadanos mexicanos”. Dicho comité lo forman Elena Poniatowska, Margo Glantz, Sergio Pitol, José Emilio Pacheco, Carlos Monsiváis, Fernando del Paso, Enrique González Pedrero, José María Pérez Gay, Lorenzo Meyer, Arnaldo Córdova y Rolando Cordera.

López Obrador leyó también la lista de los coordinadores generales y de brigadas, entre quienes se encuentran Claudia Sheinbaum, Alejandra Barrales Magdaleno, Laura Itzel Castillo, Jesusa Rodríguez, Lenia Batres Guadarrama, Leticia Quezada, Beatriz Rojas, Patricia Ruiz Anchondo, Martha López López, así como Froylán Yescas, Benito Bahena Lomé y David Cervantes Peredo.

El ex candidato presidencial informó que el plan de acción, del cual no ofreció detalles, prevé las acciones que emprenderán los legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP), así como las de las brigadas. “Este plan se llevará a cabo de acuerdo con las circunstancias y de conformidad con lo que más convenga a nuestro movimiento”, expresó.

Adelantó que la coordinación de las brigadas buscará la forma de avisar sobre el inicio de las acciones mediante telefonemas, correos electrónicos, Internet, volantes “y en medios no controlados por la derecha. Tenemos que convertirnos nosotros en el principal medio de comunicación, que no estemos dependiendo de los que están al servicio de la derecha”.

Agregó que se tomó la decisión de no reconocer a ninguna brigada no registrada para evitar que el gobierno federal, a través del Centro de Información y Seguridad Nacional (Cisen), “o cualquier otra organización del régimen o de la derecha”, infiltren el movimiento para provocar violencia.

“Este movimiento es pacífico –reiteró–, vamos a triunfar con la gente porque nos asiste la razón. En cambio, nuestros adversarios no han podido convencer a la mayoría de los mexicanos y estamos seguros que, por más que hagan, no podrán ocultar que privatizar el petróleo es sinónimo de saqueo a la riqueza de la nación”.

Aun así, expuso, la apuesta del gobierno y su partido es imponerse con el aparato y los medios de comunicación, y esperan que el movimiento cometa errores o se desgaste. Ante ello, demandó “evitar el desparpajo, los protagonismos innecesarios y el extremismo”.

En su discurso reseñó una vez más las razones por las que se ha iniciado el movimiento en defensa del petróleo: no hacerlo implicaría, dijo, reabrir la puerta a las compañías petroleras extranjeras; aceptar sumisamente la violación impune de la Constitución, mediante contratos de riesgo que permitirían una modificación legal. También porque, sostuvo, “detrás de las mentiras de la falta de dinero y tecnología para modernizar Pemex, y de la publicidad tan boba como manipuladora de las aguas profundas, del supuesto tesoro escondido y de la urgencia de asociarnos, está realmente la ambición del grupo Calderón-Mouriño y sus acuerdos inconfesables con las empresas extranjeras para montarse en el negocio del petróleo”.

Y porque, indicó, si el petróleo se mantiene como propiedad de la nación seguirá la expectativa de convertirlo en palanca del desarrollo nacional. “Nos oponemos, porque arrebatar jamás trae nada bueno. El despojo creará un ambiente de insatisfacción y farsa que nos mantendrá en riesgo de confrontación”.

Previamente, la senadora Rosario Ibarra leyó una carta que desde Quito envió Lucía Andrea Morett, donde cuestiona que el gobierno mexicano “intente con su silencio revertir la responsabilidad que tienen los autores de la matanza realizada por Colombia.

Emma Godoy

El doctorado del vivir sólo
se alcanza en la ancianidad.


Emma Godoy


Emma Godoy Lobato cumplió con el doctorado del vivir, aunque lo haya hecho a edad temprana: 71 años, cuatro meses, cinco días. Por eso, la última semana de noviembre de 2006 sus restos fueron trasladados de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México a la Rotonda de las Personas Ilustres.
"¡Cuánto ganaría un país si hiciera de nuevo productiva la edad de la sabiduría!", decía esta luchadora cívica a favor de las personas adultas mayores, creadora del grupo altruista Dignificación de la Vejez, A. C. (DIVE), en 1977, cuyo lema fue: "La ancianidad debe ser maestra, consejera y guía".
Emma Godoy concebía las ideas y las llevaba a la práctica. Prueba de ello son las reuniones con un grupo de amigos con intereses comunes, entre los que figuraban Lidia Camarena, doña Refugio Pacheco viuda de López Portillo, Lylia C. Berthely y Euquerio Guerrero López, primer director del Instituto Nacional de la Senectud (INSEN) (1979-1990) y autor del texto del decreto que le dio vida a esta institución el 22 de agosto de 1979, y que cambió su denominación a Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), el 25 de junio de 2002.

Lectora complaciente

Emma Godoy nació en Guanajuato, Guanajuato, el 25 de marzo de 1918. Fue la hija más pequeña de 15 descendientes que tuvo el matrimonio formado por la señora Abigail Lobato y el licenciado Enrique Godoy. La niña de ojos claros, mirada profunda, humor a flor de piel, lectora voraz, vivió en la calle de Cantarranas número seis, cerca de la Plaza del Baratillo de su ciudad natal. Cuando Emma cumplió ocho años, su familia decidió emigrar a una casona ubicada en el barrio de Popotla, en el Distrito Federal.1
Estudió en la Escuela Normal Superior y se recibió como maestra en Lengua y Literatura Españolas, con la tesis "Iniciación a los estudios literarios y la psicología de los adolescentes". Su inclinación a la poesía la llevó a conocer, junto con Margarita Michelena, a otra maestra de las letras: Gabriela Mistral, premio Nobel de Literatura 1945, cuyo nombre verdadero era Lucila Godoy.
En 1940 empezó a colaborar en la revista cultural Ábside. También lo hizo en otras publicaciones como El libro y el Pueblo (1963) y Cuadernos de Bellas Artes (1964). Desde 1947 impartió materias diversas en la Escuela Normal Superior, y a partir de 1949 también en el Claustro de Sor Juana, además de dar cátedra y conferencias en otras instituciones. Después ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de México, donde estudió psicología, pedagogía y se doctoró en filosofía. En 1955 asistió a cursos de filosofía en La Sorbona y de historia del arte en L'École du Louvre, en París, Francia.

Haz de tu vida una gran obra maestra

Al decir de la profesora Eva Reyes Guevara, su ex alumna, amiga y colaboradora, "Emma tomaba la educación como un apostolado. Tenía gran sentido del humor por lo que sus clases eran muy amenas y despertaba en uno la búsqueda del conocimiento. Tenía una frase: 'haz de tu vida una gran obra maestra', y ella cumplía con esa expresión al pie de la letra e invitaba a quienes la rodeaban a hacerlo también".2


Un país culto estimula a sus ancianos

Emma Godoy, al reflexionar sobre las etapas de la vida, señaló que el ser humano debe prepararse para la vejez prácticamente desde sus primeros años de vida, pero más a partir de los 40, para no ser una carga para nadie y conservarse activo; para ello invocaba al espíritu:
En la medida en que hay espíritu, la ancianidad deja de ser una amenaza para convertirse en una ardiente promesa. No estaría mal hacer una prueba para medir la espiritualidad de las personas, fundándose en esta cuestión: ¿Qué piensa usted de la ancianidad?
En nuestra época, la mayoría saldría de la prueba con cero. Pues hoy no se estima la valía de un individuo, sino su productividad económica. Es decir, se le mide con el mismo criterio con que se juzga a una máquina o a una vaca.
Es que ahora no somos adultos, sino simplemente civilizados. En épocas de cultura, los viejos han sido considerados los grandes de la nación. A ellos se les confiaba el más alto de los oficios: el de gobernar. El sanedrín de Israel estaba integrado por 71 ancianos. El Consejo de Delfos guiaba a Grecia. El senado romano tenía tanto o más poder que el César. (La palabra "senado" viene de senectud: viejo.) Los cardenales de la iglesia peinan canas. Y a un sacerdote católico se le llama "presbítero", honrándole con ese título porque présbita, en griego, significa "viejo": es un modo de calificarlo de sabio, aunque sea joven.
Porque un país culto y no decadente estimula a sus ancianos, pues sabe que en ellos reside la parte sabia de la humanidad.3

El amor, gran educador

Emma Godoy, al referirse a DIVE y al entonces INSEN, decía que primero se debería educar para vivir:
Somos una campaña educativa. No sólo hemos de batallar contra el ambiente, sino contra la inercia de los senectos actuales para incitarlos a que ellos mismos se revaloren. Mas, sobre todo, nuestro objetivo son los jóvenes y niños; habremos de educarlos con miras a que desde ahora se preparen para hacer de su edad mayor la edad dorada.4
[…] Así que primeramente hemos de actuar sobre la psique –hoy deprimida y deteriorada– de los viejos, para que recobren la conciencia de su valor, de su potencial anímico, de la preeminencia que se les otorga el habérsenos adelantado en las batallas de la vida. Y hacer que asuman su obligación de servicio, hasta comprometerlos para que ya se desaten del marasmo y se
levanten a guiar y conducir, mostrando el norte en las diferentes tareas a las generaciones titubeantes que aún no se han realizado.5
Las abuelas o los abuelos de cualquier clase social que recibieran el homenaje y la ternura de los suyos, pronto dejarían de ser un estorbo para convertirse en personas fructuosas y en centro espiritual de la familia. El amor es un gran educador. Si en todas partes se honrara al longevo -puesto que es el orientador, el técnico del vivir, al que todos necesitaríamos consultar-, reaccionaría levantándose de su agobio para entregar lo mejor de su talento y experiencia. ¡Cuánto ganaría un país si hiciera de nuevo productiva la edad de la sabiduría! 6

Pensamiento y obra

En 1972, Emma Godoy se jubiló, pero siguió activa en el escribir, hablar, comunicarse, fundar DIVE y contribuir a la creación del entonces INSEN. Entre sus obras están: el libro de poemas Pausas y arena (1948); la obra de teatro Caín, el hombre (1950); la novela Érase un hombre pentafácico7 (1961), con la que ganó el Premio Ibero-American Novel Award 1962 otorgado por la Fundación William Faullkner, de la Universidad de Virginia, Estados Unidos; los ensayos Las doctrinas hindúes y el pensamiento occidental (1967); Sombras de magia. Poesía y plástica (1968); Mahatma Gandhi. La victoria de la no violencia (1969). También participó en el Programa El mundo de la mujer, conducido por Janet Arceo, entonces en la XEW.
La doctora Godoy fue asesora de la Sociedad Mexicana de Filosofía, fundada por José Vasconcelos; presidenta honoraria del Ateneo Filosófico, instituido por la Universidad Panamericana, y miembro de la Academia Internacional de Filosofía del Arte, con sede en Suiza, entre otras actividades.
Emma Godoy Lobato falleció el 30 de julio de 1989. A iniciativa del INAPAM, el 17 de marzo del 2005 el Consejo Consultivo de la Rotonda de las Personas Ilustres analizó su ingreso a este recinto y el 28 de junio de 2005 se publicó el decreto de aceptación en el Diario Oficial de la Federación.
Emma Godoy Lobato es la cuarta mujer en reposar en la Rotonda de las Personas Ilustres, junto con la soprano Ángela Peralta, la actriz Virginia Fábregas y la escritora Rosario Castellanos. Emma ingresó a este lugar en compañía de otras dos mujeres destacadas: María Lavalle Urbina, primera senadora de la República, y Dolores Asúnsolo López Negrete, mejor conocida como Dolores del Río.

Ludwig van Beethoven

Ludwig van Beethoven

(Bonn, actualmente Alemania, 1770 - Viena, 1827) Compositor alemán. Nacido en el seno de una familia de origen flamenco, su padre, ante las evidentes cualidades para la música que demostraba el pequeño Ludwig, intentó hacer de él un segundo Mozart, aunque con escaso éxito.

La verdadera vocación musical de Beethoven no comenzó en realidad hasta 1779, cuando entró en contacto con el organista Christian Gottlob Neefe, quien se convirtió en su maestro. Él fue, por ejemplo, quien le introdujo en el estudio de Bach, músico al que Beethoven siempre profesaría una profunda devoción.

Miembro de la orquesta de la corte de Bonn desde 1783, en 1787 Ludwig van Beethoven realizó un primer viaje a Viena con el propósito de recibir clases de Mozart. Sin embargo, la enfermedad y el posterior deceso de su madre le obligaron a regresar a su ciudad natal pocas semanas después de su llegada.

En 1792 Beethoven viajó de nuevo a la capital austriaca para trabajar con Haydn y Antonio Salieri, y se dio a conocer como compositor y pianista en un concierto que tuvo lugar en 1795 con gran éxito. Su carrera como intérprete quedó bruscamente interrumpida a consecuencia de la sordera que comenzó a afectarle a partir de 1796 y que desde 1815 le privó por completo de la facultad auditiva.

Los últimos años de la vida de Beethoven estuvieron marcados también por la soledad y una progresiva introspección, pese a lo cual prosiguió su labor compositiva, e incluso fue la época en que creó sus obras más impresionantes y avanzadas.

Obras de Ludwig van Beethoven

La tradición divide la carrera de Beethoven en tres grandes períodos creativos o estilos, y si bien el uso los ha convertido en tópicos, no por ello resultan menos útiles a la hora de encuadrar su legado.

La primera época abarca las composiciones escritas hasta 1800, caracterizadas por seguir de cerca el modelo establecido por Mozart y Haydn y el clasicismo en general, sin excesivas innovaciones o rasgos personales. A este período pertenecen obras como el célebre Septimino o sus dos primeros conciertos para piano.

Una segunda manera o estilo abarca desde 1801 hasta 1814, período este que puede considerarse de madurez, con obras plenamente originales en las que Ludwig van Beethoven hace gala de un dominio absoluto de la forma y la expresión (la ópera Fidelio, sus ocho primeras sinfonías, sus tres últimos conciertos para piano, el Concierto para violín).

La tercera etapa comprende hasta la muerte del músico y está dominada por sus obras más innovadoras y personales, incomprendidas en su tiempo por la novedad de su lenguaje armónico y su forma poco convencional; la Sinfonía n.º 9, la Missa solemnis y los últimos cuartetos de cuerda y sonatas para piano representan la culminación de este período y del estilo de Ludwig van Beethoven.